¿Llegas o te vas?

67

Luis Carlos Hurtado
*Fundador del Espacio Cultural Central Sureste
*Dibujante, ilustrador, escritor y arquitecto
*Promotor cultural y cinéfilo

¿Qué ha hecho Luis Carlos Hurtado?
Estudié en el Centro Nacional de Artes Plásticas, mejor conocido como “La Esmeralda”, en cursé Arquitectura. En el año 1994, me fui a la CDMX, porque tenía la idea de que todo lo que me interesaba no estaba aquí, así que me monté el un vochito y me fui del estado. Tras vivir en CDMX donde viví como 3 años fui a otros lados y me estacioné en San Miguel de Allende. Pero luego me dedique a viajar también a muchos destinos. Luego regrese en el 98 al país, pero decidí vivir en CDMX.
Entré ya viejo a los 28 años, pues mis compañeros estaban apenas saliendo de la prepa. Me tocó una buena generación.

¿Cuáles han sido tus proyectos?
Antes de salir de Campeche expuse mucho, me considero un dibujante. Eso incluye la escritura. El tiempo que estuve en La Esmeralda cambió mi visión de lo que hacía y en esos años apareció un proyecto editorial llamado Mondao Corp., que no solo se limitaba a la edición de los libros, sino que se generaron exposiciones, e incluso un disco y conciertos. El proyecto editorial no incluía un formato sino que iba cambiando la forma con los materiales con los que se editaba cada proyecto.
En 2012 el último proyecto era un equipo de béisbol , que abrió la posibilidad de hacer los uniformes sino que intervenimos lo guantes, los bats, las gorras; se generaron objetos escultóricos, colaboramos con muchos amigos. El proyecto de Mondao era una forma de colaborar con otros artistas, ya no trabajar solo en mi taller sino convivir con personas que se dedicaban a otras cosas, músicos, escritores, teatreros.

¿Y cuándo regresaste a Campeche?
En 2015 vuelvo a Campeche para construir una casa, una aventura muy difícil. Enfrentarme a cosas de la vida real a las que no estaba acostumbrado: comprar materiales, convivir con un ingeniero, con el albañil, etc. Con eso volví a la arquitectura. Construí una casa en la que ya vivo, que no esta terminada, un proyecto que jamás se acaba.

¿Cómo surge Central Sureste?
Y en 2016 que buscaba espacio para exponer es que se generó Central Sureste, a punto de cumplir 3 años. Siempre me preguntan qué es Central Sureste, no puedo decir que es solo una galería de arte, ni tampoco es una sala de cine, o una sala de conciertos, yo creo que es un espacio de reunión que nos permite estar en contacto de planear ideas, de hablar de lo que estamos haciendo. Se han acercado muchos jóvenes que tienen ideas experimentales, fuera de lo tradicional cosas nuevas. Abrimos este espacio para ello, para presentar propuestas que presenten cierto riesgo, que no se sepa si van a estar aceptados o no, que tengan fundamento. Es lo que nos interesa

¿Qué esperas de Central Sureste?
Espero que siga abierto, que siga funcionando. El lugar no es nuestro, lo rentamos. Somos un espacio independiente, sin el apoyo de alguna institución. Apenas y vamos a poder tener acceso a apoyos a nivel nacional para espacios independientes o artísticos. Para lo que necesitábamos una trayectoria, no es fácil pero espero que podamos continuar. Hay varios proyectos en puerta para este año, en 2018 estuvimos enfocados a música, al cine, este año volveremos a las exposiciones, a las artes visuales y eso va a generar que el espacio empiece a cambiar. Borraremos los murales, tendremos nuevas propuestas, tenemos terminada una pequeña biblioteca, también tendremos un cafecito para ofrecer a las personas, que quieran venir a vernos, conectarse a la red, consultar libros. La idea es compartir eso. Es un espacio que me gusta, me emociona y quisiera compaginarlo con mi trabajo personal.