Letras que cruzan fronteras

19
Escritor de poesías, cuentos y novelas, es uno de los más destacados de Campeche, ganador de premios de literatura y un gran expositor de las letras en todo el país

Iniciar a temprana edad el hábito a la lectura ha convertido al escritor campechano Carlos Javier Farfán Gómez en un prolífero exponente de las letras, cuyo trabajo literario ha traspasado las fronteras de su natal Campeche y le ha merecido diversos premios a nivel nacional.
En entrevista con Novedades, Farfán Gómez dijo que el descubrimiento de la pasión por la poesía y literatura se lo debe a su temprano acercamiento con los libros y el hábito a la lectura, lo que fueron la base para hoy ser un gran escritor de cuentos y novelas, pero que además se ha hecho merecedor de diversos premios y becas por su trabajo literario.
El escritor campechano estudió la carrera de Contador Público en la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), pero se especializó en literatura, debido precisamente a su gusto personal por las letras y la escritura.
Su interés lo llevó a estudiar Lenguas y Literatura Hispánica y la maestría en Literatura Mexicana.

¿Cómo se da ese acercamiento con la literatura?
Como empezamos muchos escritores, a través de la lectura temprana de obras literarias que habían en mi hogar, me acuerdo que asistía a la Biblioteca “Francisco Sosa Escalante” del Centro de la ciudad, ávido de leer, y donde me hice amigo del bibliotecario Salvador Novelo, una persona muy culta quien me empezó a recomendar libros, por lo que empecé a leer a Juan Rulfo, a Carlos Fuentes e incluso a autores norteamericanos como Ernest Miller Hemingway.

¿Qué siguió después de ese primer acercamiento?
Me gustó tanto la lectura que después, de una manera inconsciente tal vez, me fui predisponiendo para que más adelante empezara a escribir mis primeros textos.

¿Cuáles fueron?
Curiosamente fueron poemas, porque comencé escribiendo poesías, con un asunto como histórico, como de recuperación, de enaltecimiento de las culturas nativas y precolombinas y después me dirigí al tema amoroso. De ahí, por alguna cuestión de espacio, sentí que me limitaba la estructura del poema para lo que quería expresar y empecé a escribir cuentos; de ahí salte a la novela y actualmente ya tengo varios libros publicados.
¿En que año escribes profesionalmente?
Profesionalmente en 1999, con lo cual ya tengo 20 años como lector, como profesor e investigador y como escritor.

¿Cómo cuántos libros son de tu autoría?
Alrededor de 7 libros publicados, de los cuales tres son novelas y cuatro de cuentos, pero le tengo mucho cariño a la novela que titulé “Cuaderno de los Espíritus”, porque pude hacer algo que en la vida real nunca sucedió, porque la literatura nos da la posibilidad y la libertad de hacer cosas que a veces en la realidad no se prestan las circunstancias, y en esa novela pongo en diálogo y comunicación a Francisco I. Madero, el iniciador de la Revolución Mexicana, con el periodista norteamericano John Kenneth Turner, autor de “México Bárbaro”, quienes al parecer solo hablaron una vez como logré investigar, pero me imaginé que Turner conocía a Madero durante la etapa final de la gira anti reeleccionista de Madero.

¿Qué le dirías a las nuevas generaciones que buscan otras alternativas y no la lectura?
Pues que lean mucho, que se den la oportunidad de conocer la literatura, pues actualmente los jóvenes ya leen en forma considerable, inclusive desde un teléfono celular o una tablet, a través de las redes sociales, pero muchas de las veces solo fragmentos. Por ello, a pesar del enorme potencial de la información que hay en el internet, los jóvenes no han logrado conseguir la llave de oro de la literatura, por lo que deben buscar libros completos, para que vivan una experiencia inolvidable.

Una entrevista de José May Castillo