Impulsor del sector agrario

12

Por: José May Castillo

Gestionar para el sector agrario ha sido una de las causas que mantienen en pie a don Gilberto Aldana Aldana, quien además de ser uno de los precursores del Congreso Agrario Permanente (CAP) en Campeche, es un incansable luchador de las necesidades del sector agrario.
Para don Gilberto, presidente del Congreso Agrarista Independiente (CAI), su labor trae una de las recompensas más formidables: ver que sus agremiados y las familias rurales reciban el trato y la atención que merecen, porque son ellos quienes contribuyen con la cadena alimenticia de los campechanos, además de que contribuyen con la economía local.

¿Cuál es la función del CAI?
Es muy variado, pero el objetivo principal es encausar las necesidades del sector agrícola de la entidad y de manera muy especial a los pequeños productores, quienes son los que requieren del apoyo de los gobiernos.

¿Actualmente qué está haciendo el CAI?
Estamos promoviendo los proyectos de paquetes de aves de engorda para traspatio, actividades de ganado menor como la cría de borregos, las actividades apícolas, inclusive encabezando gestiones para apoyar la construcción de vivienda rural.

¿Qué ha sido lo más reciente que se ha logrado con esa lucha?
Por ejemplo, con el programa Coinversión Social, la Secretaría de Desarrollo Social autorizó al CAI recursos y también de aportación estatal, lo cual, sumado a la parte que aportaron los productores, se logró la cantidad de 250 mil pesos para realizar proyectos en beneficio de más de 50 familias.

¿Cuál es la contribución de la organización?
En el CAI trabajamos de forma minuciosa en la documentación requerida para armar bien los expedientes técnicos con el asesoramiento de expertos en agronomía, y el resultado es que se nos autorizaron los proyectos. Por eso tenemos que ser muy cuidadosos para diseñar bien los proyectos, que sean viables, rentables para que sean autorizados.

¿Qué otros alcances ha tenido la lucha diaria?
En su momento propusimos potencializar el cultivo de chihua en el Estado dentro de una superficie de hasta dos mil hectáreas con fines de exportación a los Estados Unidos y hoy vemos que se le está dando la debida importancia a la chihua, aunque no se ha reflejado en el CAI, pero que sí se le está dando y la importancia, todo sea por el bien del sector y sobre todo, de los pequeños productores.

¿Por qué la chihua?
Cada vez ganan mayor terreno en la entidad las superficies sembradas del cultivo de chihua, pues se ha pasado de las 10 mil hectáreas a las aproximadamente 25 mil anuales en el territorio estatal y los rendimientos van de los 300 kilogramos por hectárea, incluso actualmente los municipios donde mayormente se siembra la chihua son Campeche, donde es muy importante, Calakmul, Candelaria, una parte de Escárcega y de Hopelchén.

¿Cuántos integran el CAI?
Somos más de mil productores que estamos adheridos, entre campesinos y productores, con altibajos pero ante todo saliendo avante y bueno, el trabajo permanente del CAI es mantener la Clave Única de Inscripción para que esté debidamente en regla.

¿Cuáles son los retos para el sector y qué propone el CAI?
Pues diseñar una nueva política agropecuaria en la cual se defienda al ejido, pugnar por la ampliación de los presupuestos y mejorar las leyes que permitan dar rentabilidad al campo local y nacional.