Herencia familiar que pone sabor a la vida

26

Por: Adriana Quijano García

Con treinta años de experiencia, Helados Vázquez ha dado sabor a la vida de varias generaciones. Hilmer Vázquez asegura haber aprendido el oficio de su abuelo y lo ha combinado con sus estudios.

¿Cómo inician con esta empresa?
Hemos tenido este oficio por generaciones, es un negocio netamente familiar, mi abuelo lo inició hace treinta años y enseñó a mi mamá a hacer los helados y ahora yo también me dedico a ello, lo combino con mis estudios, pero mi familia se ha sostenido con las ganancias que los helados nos han dejado.

¿Cómo compite el helado tradicional contra otros helados que son de marcas más comerciales?
La verdad es que ha sido duro, la competencia nos ha pegado en varios momentos, pero seguimos de pie como una empresa familiar que se ha mantenido. La ventaja es que usamos productos naturales y aunque hay mucha competencia, la gente en los últimos años ha sabido diferenciar entre la calidad y sabor de las marcas comerciales y los tradicionales; afortunadamente aún nos prefieren.

¿Cómo realizan la venta de sus productos?
Tenemos puntos de venta ya establecidos como Plan Chac y la estación antigua, y la gente ya nos conoce, incluso conoce los productos naturales que usamos e identifican cuáles son los sabores de su preferencia. Siempre manejamos fruta de temporada y nos hemos logrado posicionar.

¿Cuál es el exhorto que le haces a la población para que siga buscando los helados como el que ustedes fabrican?
Que sigan apoyándonos, que sepan que detrás de estos helados hay tradición, hay empleos, hay familias que dependen de estos helados y que no necesitan un helado de marca para tener un rico producto.

¿En época de lluvia, cómo se portan las ventas?
A pesar de que se han tenido varios días lluviosos hemos vendido, ha sido muy poco pero hay venta, no nos quejamos porque sí hubo venta, aunque ha sido muy baja.

¿Consideras que deberían hacerse eventos para promocionar este tipo de helados como el que ustedes fabrican?
Hace unos meses hubo un intento, que fue la feria del helado, nosotros estuvimos presentes pero desafortunadamente no funcionó porque no todos los heladeros que se citaron y se comprometieron a participar llegaron.
Creo que eso desanimó a la gente, la realidad es que nos hace falta más apoyo por parte de la autoridad quizá, así como han apoyado a otros sectores, a los que hacen tacos, a los que hacen pizzas, creo que ahora deberían apoyar a las familias que hacemos helados.