Con la ciencia defienden el medio ambiente

30

Guillermo Adrián Chi Canché , junto con su compañero Javier Alejandro Qui Martín, ambos estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), aseguran estar preocupados por el medio ambiente y con sus conocimientos ejecutan un proyecto que consiste en la elaboración de un biodiesel a través del uso de microalgas, proyecto que actualmente concursa a nivel Latinoamérica y que busca reducir la contaminación.

¿Cómo decides realizar este proyecto?
En sí el proyecto nace gracias a una curiosidad. Es decir, la búsqueda de algo que pudiera ayudar, y ahí nace la idea. Después tuvimos la oportunidad de presentarlo en un concurso denominado Infomatrix Latinoamérica, pero la finalidad es ayudar a nuestro Estado. Con el concurso buscamos demostrar que los jóvenes también tenemos buenas ideas y que estas pueden ser empleadas para la conservación del medio ambiente.

¿Cómo se desarrolla este concurso?
Son varias etapas, la primera parte se llevó a cabo en Oxkutzcab, Yucatán, ahí ganamos el oro y tenemos el pase para poder participar en la etapa continental que se desarrollará en los próximos meses.

¿Qué incluye el proyecto?
Busca analizar todas las vertientes para la producción de un biocombustible, desde la obtención de la materia prima, que en este caso son las microalgas, la extracción del aceite, la purificación y todo el proceso para hacer los pasos más eficientes y que signifique un menor costo. Las bioenergías como tal han estado presentes desde hace una década, pero se han generado biocombustibles a base de maíz y otro tipo de plantas, pero nosotros presentamos algo novedoso que esperamos sea un éxito.

¿Por qué usar micro algas?
La ventaja que tienen las microalgas con respecto es que no compiten con el mercado de alimentos, pues en el caso del maíz, para poder hacer el biocombustible, antes debes sembrar el maíz, entonces eso merma la alimentación. Lo que nosotros estamos haciendo con las microalgas es no utilizar plantas que necesitan tierra cultivable, porque las micro algas crecen en agua, inclusive no necesitas agua potable pues se adaptan y pueden crecer en aguas residuales y contaminadas, incluso con metales pesados, por dar un ejemplo, aguas contaminadas con nitrógeno, aguas con desechos industriales y demás.

¿Cómo encuentran este tipo de algas resistentes?
Las micro algas que estamos utilizando no han sido caracterizadas aún, estamos en proceso de caracterización pero promete mejores resultados que algunas que ya se han estudiado, porque el porcentaje de lípidos es mucho mayor que las que estas registradas actualmente. Por lo pronto y por su mismo proceso, no podemos decir específicamente dónde las ubicamos, pero sí podemos decir que se dan en la entidad.

¿Podrías decir entonces que el uso de esta materia prima es factible para el desarrollo del biocombustible?
Sí, claro. Ya realizamos el proceso de biocombustible y vimos que es muy factible, actualmente el trabajo lo realizamos mi compañero Javier y yo, nos está asesorando un doctor en energías que labora en la propia facultad, él nos está ayudando con el proceso químico. por decirlo de una manera, porque esa es su área, y nos está ayudando con esa parte.

¿Cuándo presentarían más avances de este proyecto?
El reto es hacerlo en la fase continental de este concurso, nos estamos preparando, estamos haciendo una evaluación con los motores ya como tal y aunque ya hemos hecho análisis previos, tenemos que seguir mejorándolo hasta llegar a esta fase del concurso.

De lograr consolidar el proyecto ¿cuáles serían los beneficios de este biodiesel?
Pues en un inicio promete reducir la contaminación, hasta 80 por ciento en los gases de efecto invernadero. Tenemos pocas semanas para poder demostrar la eficacia de nuestro trabajo, la etapa próxima del concurso es del 11 al 16 de marzo en la ciudad de Guadalajara Jalisco.

Una entrevista de Adriana Quijano García