Bern, en busca del desarrollo sustentable

127

Bernardus H.J de Jong llegó hace ocho años a Campeche después de haber estado en el país desde los años 90.

Prácticamente en el sur del estado ha estado por casi 30 años conviviendo con gente de las comunidades en las que ha promovido proyectos de conservación del medio ambiente y la mitigación de gases de efecto invernadero.

Desde El Colegio de la Frontera Sur, en el Departamento de Ciencias de la Sustentabilidad ha estudiado el potencial de recuperación de los acahuales (vegetación forestal de terrenos de uso agrícola o pecuario) en poblaciones del estado.

Platíquenos un poco de su trabajo en Campeche
En Calakmul lo que hemos trabajado los tiempos que requieren recuperarse los acahuales tanto en función como en la composición de la macrofauna.

Cuál es el manejo o conservación de los acahuales, es decir, crecen los árboles y capturan el carbono. Cuando los cortan, se pierde ésta producción totalmente.

¿Qué acciones promueve usted en cuanto a mitigación al cambio climático?
Mitigar implica reducir el impacto. Se habla mucho de tratar de disminuir la producción Dióxido de Carbono, ahora, está aumentando la velocidad de acumulación.

Este año ha subido 2 partes por millones, el próximo año 3 y así sucesivamente por la tendencia que tiene a incrementar. Tenemos poco tiempo para reducir las emisiones de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

¿Qué tanto tiempo tenemos?
Los científicos dicen que de 8 a 10 años para cambiar sustancialmente. El cambio climático no es igual en todo el mundo. Hay lugares donde cambia más rápido y otros donde es más lento.

En los polos cambia demasiado rápido. Ahora salió que en los últimos 20 años la temperatura promedio ha subido 10 grados. Esto está acelerando la descongelación del polo norte.

Cada vez hay menos hielo, éste se convierte en agua y sube el nivel del mar. Otra noticia que salió hace unos 3 días que hay incendios en el polo norte que nunca ha habido.

Cuando todo el hielo del polo norte desaparezca, cambiará las corrientes marinas. No sabemos qué va a pasar. No hay modelos que puedan predecir si cambiará la corriente del Atlántico.

¿Cómo es ese cambio en la península de Yucatán?
Aquí afortunadamente no se ha tenido cambios drásticos. Creo que los hay en la distribución y en la cantidad de la precipitación. También se ve que los periodos de las temperaturas son muy altas.

¿Eso puede afectar los ciclos de siembra?
Sí. Cuando llueve menos, cuando la distribución de la lluvia cambia, cambian los ciclos y eso afecta a la siembra. Hay otra cuestión. ¿De dónde sacas el agua? Ahora están haciendo muchos pozos. El agua en los pozos tampoco es de tan buena calidad.

En Campeche hay muchos ríos subterráneos incluso una vez vi una imagen satelital que fue tomada en época de secas y se veía vegetación verde pero no habían ríos. Es decir, casi toda el agua en la península fluye subterráneamente. Si aterrizas se ven partecitas blancas, de ahí sale agua, o en los ojos de agua de Los Petenes, ahí sale el agua bien fresca.

¿En su área doctor, cómo plantean la mitigación del cambio climático?
En el uso del suelo. Tratar de evitar que se corten las selvas, los árboles contienen el carbono y cuando lo quemas se convierte en CO2.

En Campeche por ejemplo, como no hay mucha gente, todavía hay muchas selvas y eso es favorable para paliar el cambio climático. Lo que hacen los campesinos campechanos es que cortan la selva para hacer su milpa y dejan la tierra descansar un tiempo, entonces el impacto no es tan grande.

Pero el quitar los troncos con máquinas grandes ahí se pierde la capacidad de recuperación. Los terrenos mecanizados son mucho más difíciles de recuperar. Una estudiante hizo un análisis y vio que en Campeche, cuando se hace una milpa tradicional los campesinos dejan los troncos, cortan pero lo dejan, y siembran el maíz en medio de ellos. Los troncos rebrotan y mucho más rápido se recupera la tierra.

La agricultura intensiva debe hacerse donde se puede, combinar la agricultura con árboles. Hay muchos árboles que generan nitrógeno; hay muchos que tiran hojarasca y eso contribuye a reciclar nutrientes del suelo.

El doctor Bernardus ha trabajo por 22 años el proyecto con comunidades para la recuperación de selvas incluso buscando ganancias para las poblaciones del sur de México.

A poco tiempo de su jubilación agradece a Campeche la calidez con la que fue recibido, pues para él, es el mejor sitio de México en el que ha trabajado.