Ayudar es una caricia humana

174
Diana Eugenia Rodríguez de la Gala Guerrero,
Diana Eugenia Rodríguez de la Gala Guerrero,

Diana Rodríguez de la Gala
*Fundadora de la Asociación Civil “Una caricia humana”
*Asegura que ayudar es un compromiso que todos debemos asumir

Diana Eugenia Rodríguez de la Gala Guerrero, se motiva cada día para ayudar a los pacientes con cáncer, sobre todo aquellos a los que más lo necesitan por medio de su labor como presidenta del albergue “Una caricia humana I.A.P.” para pacientes con cáncer en el que diariamente se atienden a pacientes de escasos recursos y que acuden también de otros estados, sino este trabajo impulsado por ella desde hace 9 años y en la que actualmente laboran 29 voluntarias en diversas áreas para poder tener un correcto funcionamiento de este albergue.

¿Desde cuándo surge “Una caricia humana”?
Soy fundadora desde 2009 que estoy trabajando con este grupo de voluntarias, y desde 2014 soy Patrona presidente, siguiendo en la lucha gracias a Dios, quien me ha dado la oportunidad de estar en este sitio y conocer a personas que me han nutrido y enseñado mucho en la vida.

Primero que nada me motivó ver a las personas de escasos recursos, en mi trabajo anterior trabaje mucho en campo y me di cuenta de la necesidad que hay en recursos, estas personas me inspiraron para que cuando yo me jubilara o pensionara iba a devolver al campo lo que él me dio porque lo que soy es gracias a estas personas.

¿Cómo ha sido su preparación para sacar adelante este albergue?
Pues como carrera tengo la licenciatura en Decoración de interiores, pero el trabajo que yo tenía era gerente divisional en Avon Cosmetics, donde tuve muchos talleres donde aprendí a manejar diversos aspectos como lo administrativo, por lo que ese trabajo era realmente una carrera donde se aprende mucho, es una compañía que hace crecer a la gente; yo empecé como gerente de zona y pues fui coach y gerente divisional de todo el sureste desde Veracruz, Tabasco, Chiapas, etc y prácticamente toda la república, siempre con trabajos de campo en los que no estaba sentada sino trabajando conociendo gente y sus necesidades. Mi verdadera preparación es haber sido tocada por la necesidad de las personas porque lo que se necesita es tener empatía.

¿Su familia la respalda en estas acciones?
Mi familia me ha apoyado siempre, tengo un marido que me apoya muchísimo, mis hijas; pero es mucha la demanda y a veces sí se quejan y quieren que esté más tiempo con ellos, pero Dios me puso acá, tengo un compromiso y lo tengo que cumplir; quiero que sepas que lo hago con mucho gusto, me gusta lo que hago y yo podría seguir hasta que Dios me lo permita.

¿Algún mensaje para quienes quieran apoyar a esta causa?
Cualquier cosa que hagas en beneficio de las personas que realmente lo necesitan ya estás ayudando, aunque sea con un grano de arena por ejemplo al llevar a un albergue como nosotros un kilo de carne o pollo, ya estás dando un poco de ti; desde luego es más importante la compañía y convivencia que le puedas dar a esas personas, lo que puedes aportar para que su vida sea más ligera y menos triste.

Yo los exhorto a que nos visiten, a que convivan con estas personas y se den cuenta de todo lo que les hace falta, no solo económicamente sino emocional, ya que algunas veces son personas que están solas y no tienen un familiar que los acompañen o en su caso si cuentan con hijos o pareja pero tampoco los acompañan entonces si sin personas que necesitan mucho de una palmada, un abrazo, que les digamos aquí estoy cuenta conmigo.

Una palabra, una sonrisa, un apapacho vale más que darles dinero, bueno es mi manera de pensar; yo de verdad no dejo de dar gracias a Dios de haberme dado la oportunidad de convivir con estas personas que te hacen crecer cada día más espiritualmente y a ser mejor .

Cabe señalar que todos, tanto voluntarias como sociedad civil, empresas, medios de comunicación y el resto de campechanos que contribuyen con su granito de arena son la base y apoyo para esta institución y para todas las personas que lo necesitan.