Aarón, sanador de mascotas

39

La mayor satisfacción del médico veterinario se refleja en el entendimiento de las personas del respeto a los animales, porque no hay nada más valioso que ayudar a los seres indefensos como las mascotas, asegura Aarón Aké Martínez.
Con 10 años dedicados a la medicina veterinaria y 8 en particular a la atención de las pequeñas especies, Aarón ha sido afortunado al ver que hoy muchas de las mascotas que ha recibido en su consultorio han mejorado su calidad de vida.
“Todo mundo dice que por querer mucho a las mascotas deciden dedicarse a la medicina veterinaria, pero he conocido gente que tienen mucho afecto por ellas y no necesariamente se han dedicado a ello”, señala.
Sin embargo, pocos veterinarios como él hoy ven reflejada la pasión y el interés por los perros y gatos, ya que en la actualidad, en su consultorio, se forman filas de personas en espera de que Aarón les atienda a sus mascotas, inclusive hay quienes aseguran que él es una garantía de que sus mascotas queden sanas con el tratamiento que les recomienda y por ello ya las consultas se vuelven permanentes, en seguimiento a la salud de sus mascotas.

¿Qué te acerca a la medicina veterinaria?
En lo personal mi interés se enfocó más en el mundo de los perros y los gatos más que nada, ya que la medicina veterinaria es muy amplia, por lo que no solo se trata de atender perros y gatos, pues influyen otras especies de producción como el ganado ovino, vacuno y bovino.

¿En tu caso, en qué se enfoca tu atención?
Me intereso más por las pequeñas especies porque son las que más necesitan apoyo, siempre ha existido perros en estado de abandono y maltrato, pero más que nada porque parte de nuestra labor es atenderlos y al mismo tiempo hacer conciencia entre la gente sobre la cultura de la atención integral y de calidad de las mascotas.

¿Cuándo decides abrir tu consultorio propio?
Desde que empecé la carrera tenía el anhelo de contar con un consultorio, y de hecho la medicina veterinaria no solo es la atención hacia las especies pequeñas, sino también se puede dedicar uno al laboratorio y la investigación, aunque me enfoco más en las pequeñas especies desde que inicié en esta profesión y que aprendí en la Universidad Agraria “Antonio Narro” en la ciudad de Torreón, Coahuila.

¿Cuál es la mayor satisfacción para un médico veterinario?
Es ver que la gente se interesa por la atención y cuidado de sus mascotas, porque en la actualidad vemos que hay personas irresponsables que ejercen mucho maltrato animal, sobre todo hacia los perros y gatos.

¿Qué siente un médico veterinario al ver que llega a su consultorio gente preocupada por sus mascotas?
Es extraordinario, porque han llegado al consultorio personas y clientes que han rescatado a perros de la calle y se acercan para conocer los cuidados y con base en las consultas van aprendiendo, porque un perro o gato requiere de vacunas, desparasitación, de una buena alimentación, higiene y otros cuidados para una buena calidad de vida.

¿Pero qué es lo más importante de ese interés?
Que los dueños ya no ven a sus mascotas como simple animales, sino que los hacen parte de la familia, y con ello ya se preocupan por el cuidado integral de sus mascotas.

¿Cuál sería el llamado a aquellas personas insensibles que no tienen esos cuidados con sus mascotas y hasta las abandonan?
Pues más que nada hay que hacer conciencia entre la población en general de que los perros y gatos son seres vivos, sienten dolor, rechazo y maltrato y por eso hay que empezar la educación del respeto a los animales desde la niñez. Pero hay que tomarlo muy en serio y que no solo quede en buenas intenciones.