Llama la iglesia a servir al prójimo sin hipocresías

28
Ayer comenzó oficialmente la Cuaresma, 40 días de preparación para recordar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo

Con mucha devoción, los carmelitas asistieron en gran cantidad a los templos de la ciudad para la imposición de la Cruz de Ceniza marcando con esta acción el inicio de la Cuaresma, en la cual la iglesia llama a la reflexión pero sobre todo, al compromiso de vivir en cuarentena, ayuno y humildad.
El rector del Santuario Mariano Diocesano de Nuestra Señora del Carmen, José Francisco Díaz Vera señaló que muchos fieles acudieron por voluntad a orar y crear un acercamiento con Dios, pues según la tradición católica, se aproxima la Pascua con la oración, el ayuno y la limosna a favor del prójimo.
Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días de preparación para celebrar el acontecimiento más importante de la historia de la Iglesia, la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.
“Con la imposición de la ceniza comenzamos la temporada de Cuaresma, un tiempo que nos invita a la reflexión, a la oración, al cambio de vida para celebrar la fiesta de la Pascua. Es el misterio más importante que celebramos todos los cristianos sobre la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo”, expresó.
La Cuaresma invita a la reflexión, la reconciliación y conversión, pues el Papa Francisco, en su mensaje fue muy claro al tomar un texto del Evangelio de San Mateo diciendo que al crecer la maldad se enfría el amor en la mayoría de los corazones.
Mencionó también a los falsos profetas, e hizo un llamado a servir con humildad y no con hipocresía, al reiterar que todo lo bueno que hacemos a favor del prójimo se revierte en nosotros e incluso en las comunidades.

Información: Félix Marín