Un aplauso para el amor

27
Los hijos de José José, José Joel y Marysol, acompañados de su madre Anel Noreña, realizaron la primera guardia de honor en el Palacio de bellas Artes.
Los hijos de José José, José Joel y Marysol, acompañados de su madre Anel Noreña, realizaron la primera guardia de honor en el Palacio de bellas Artes.

La procesión fúnebre llegó a su fin. El féretro llegó a la tumba en donde descansarán los restos de El Príncipe de la Canción.

El ataúd fue sepultado mientras en el panteón suena “El Triste”, los acompañantes corean la canción, aplauden y emiten vítores.

Mientras familiares esperaban a que el féretro llegara a la tumba, José Joel agradeció a las personas que hicieron posible que José José pudiera descansar, como era su deseo, junto a su madre en el Panteón Francés.

Con vítores de “¡sí se pudo!” sus seguidores esperaron a El Príncipe de la Canción en el panteón, mientras la carroza avanzaba por la avenida Legaria.

Los habitantes de Clavería también dieron el último adiós a El Príncipe de la Canción, mientras la carroza avanzaba camino al Panteón Francés, donde reposarán sus cenizas.

ADIÓS A UN PRÍNCIPE

El hijo de El Príncipe de la canción tomó el micrófono en el Parque de la China, en donde entonó “Ya lo pasado, pasado”. Los asistentes corearon junto a él. Alrededor de 6 mil personas estuvieron en el Palacio de Bellas Artes, según la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Ahí, Marysol Sosa la hija de José José le cantó a su padre frente a los restos de su padre al finalizar la misa en la Basílica de Guadalupe.

Concluyendo la ceremonia, oficiada por Monseñor Gustavo Moreno Bravo, la hija de José José interpretó un tema cristiano, así como éxitos de su padre como “Amar y querer”, entre aplausos y porras de los presentes.

Su familia y fans acudieron a despedirlo corearon la canción a viva voz, emocionados y con respeto por El Príncipe de la Canción.

Compartieron misa José José y los locatarios del mercado San Agustín de Naucalpan, quienes tenían reservada la fecha en la Basílica de Guadalupe desde hace más un año, tiempo promedio con el que se apartan los espacios para eucaristías.

“Hicimos una excepción por el personaje de quien se trata y se habló con los representantes del mercado; fue así que se logró hacer un espacio para la misa del señor José José”, expresó la Lic. María del Carmen Mejía, vocera del templo.

UN PALACIO PARA UN PRÍNCIPE

La Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que seis mil 500 personas se reunieron en el Palacio de Bellas Artes.

Esperaron durante horas para despedirse de su ídolo, pero no todos alcanzaron a hacerlo ya que las puertas de Bellas Artes fueron cerradas para trasladar las cenizas a su breve recorrido por la Basílica de Guadalupe como se había estipulado.

“Queremos entrar, queremos entrar” fue la frase que le gente desesperada gritó en las afueras del recinto. La gente enojada comenzó a golpear las puertas pidiendo que se les dejara pasar para un último adiós al cantante.

El Marichi y Coro del Ballet Folklórico de México interpreta algunas de las canciones que convirtieron a José José en un ícono de la música. “Qué triste fue decirnos adiós” es coreada por los presentes.

Mientras tanto, José Joel agradeció a personalidades del espectáculo que se dieron cita para despedir a su padre.

LA MEJOR VOZ DE AMÉRICA

Manolo Marroquín,el compositor que bautizó a José José como El Príncipe de la Canción, habló en entrevista sobre el homenaje que se le realizó al intérprete en el Palacio de Bellas Artes y sobre su relación con él, además de elogiar su voz.

En la entrevista, Marroquín mencionó que la voz de José José es “la mejor” en América latina, y afirmó que las canciones que lo hicieron famoso no hubieran tenido el mismo impacto que si las hubieran interpretado otros cantantes.

“Indudablemente la voz de José José es virtuosísima, privilegiada por sobre todos los artistas latinoamericanos. Y me da mucha pena porque muchos se han molestado de que yo diga esto, pero seguiré diciéndolo: José para mí es la mejor voz de América Latina.

TANTO AMOR

Anel Noreña se despidió de su ex esposo, José José con un conmovedor mensaje que publicó en su cuenta de Instagram, en donde le pidió a El Príncipe de la Canción que “la esperara en el cielo”.

En la publicación, que acompañó con una fotografía de ambos en el día de su boda, la ex actriz le dedicó tiernas palabras a su ex esposo y padre de sus hijos, José Joel y Marysol, en donde afirmó además, que él siempre sería “su más grande amor”.

“Espérame en el cielo corazón. Que mi corazón te has llevado.Ya no tengo lágrimas. Se han secado por tu partida. Siempre serás mi más grande amor. Más allá de la eternidad. Hoy te veré y me despediré…”

“Espérame en el cielo. Sin maletas, solo con el corazón que he guardado para ti y hoy te dejo mi canción para que la cantes en el cielo y hagas un himno de los dos.

“Hoy mi corazón está en duelo y te abrazo con la mirada. Mírame desde el cielo y espérame mi dulce amor. Descansa en paz mi amor… Pido un aplauso para el amor. Hasta siempre “, finalizó la también ex modelo.