Se apaga vedette

53

La actriz y vedette argentina Thelma Tixou, quien destacó en cine, teatro y televisión con filmes como La Superdotada, Santa sangre, y en el programa Variedades de medianoche, trabajos que la llevaron a ser conocida como La Cintura de Oro en el ambiente nocturno de la capital mexicana.
Thelma Delia Sukiennik, por su nombre real, nació en Buenos Aires en 1944. Su madre era de Lituana y su padre polaco, cuyos abuelos fueron víctimas del holocausto.
Estudió seis años en el Teatro Labardén; y a los 13 años, debido a que era muy buena bailarina de jazz, su madre decidió que la carrera de vedette era lo mejor para ella. Tras sobresalir en su natal Argentina, visitó México al ser contratada durante 45 días por el representante artístico Ángel Shuger, y luego de debutar con éxito en el Teatro Blanquita (actualmente cerrado) en la capital del país, se quedó a trabajar en cine, televisión y centros nocturnos.

REINA DE LA NOCHE
Alcanzó fama al formar parte del programa Variedades de medianoche, al lado de Manuel El Loco Valdés y la vedette Wanda Seux. Fue considerada por décadas una de las “reinas de la noche” y trabajó por años en el legendario Teatro Capri, donde desfilaron luminarias como Agustín Lara o José Alfredo Jiménez. Cantante, bailarina y actriz, se le recuerda por filmes como La Superdotada, en 1984, dirigida por Juan Bautista Maggipinto, en coproducción con México, así como por su papel de Noemí en la cinta de 1967, La muchacha del cuerpo de oro, del director y guionista Dino Minitti. Mientras que en 1989 fue coprotagonista de la cinta Santa sangre, de Alejandro Jodorowski, y en 1991 apreció en Cándido Pérez, especialista en señoras, en el papel de Mimí Cienfuegos.
Debido a que su esposo, quien fue su representante y del cual recibió maltratos físicos y verbales, huyó con todo el dinero que ganó, además de despojarla de su departamento, se fue a vivir casa de la periodista Patricia Suárez por invitación de ésta.
El 11 de diciembre de 2018 fue operada en un hospital de la Ciudad de México, al que ingresó desde el día 6, para extirparle un tumor cerebral, y aunque la cirugía fue un éxito, su salud se complicó debido a padecimientos pulmonares y renales, por lo que se le indujo al coma cinco días después.
“Thelma falleció desafortunadamente en un hospital de beneficencia cercano al aeropuerto de la Ciudad de México”, dijo el comunicador.
Sobre las causas del deceso, informó el periodista Gustavo Adolfo Infante:
“Se había quejado de una gripa y le diagnosticaron un problema cerebral, por lo que estuvo internada durante siete semanas en las cuales pasó el mayor tiempo sedada por los dolores que sufría (…) tenía seis días con muerte cerebral”.
Finalmente, el periodista reveló que debido a que Thelma no tenía dinero, es que en breve se revelará un número de cuenta donde la gente pueda depositar dinero para ayudar con los gastos del velorio y entierro de la artista.
Junto a la muerte en días pasados de Fernando Luján y Maty Huitrón, es de esta forma como lamentablemente parece cumplirse la supuesta maldición que existe en el medio artístico, misma que dice que los actores se mueren de tres en tres.