Para cantar bolero hay que estar bien vocalmente: Lila

6

Adriana Jiménez Rivera/México

Desde el pasado 22 de septiembre, Lila Downs inició el recorrido con su gira Salón, lágrimas y deseo. El punto de arranque fue el teatro Diana en Tlaquepaque y de ahí partió a varias ciudades de Estados Unidos como Austin y Texas; sin embargo, la idea de llegar este fin de semana (sábado y domingo) al Auditorio Nacional la emociona sobremanera.
“La parada en el Auditorio Nacional me emociona, me ilusiona, me llena de alegría”, dice la cantante al iniciar la charla con gran efusividad.
“Estamos hablando del magno foro de nuestro país y de toda Latinoamérica, por eso estoy tan emocionada de volver ahí, sobretodo porque ahora regresamos con un nuevo espectáculo”, dice al referirse al show que ha montado como parte de la promoción que hace de su disco homónimo del tour, en el que el bolero, el danzón y la crítica a través de frases y estrofas que emite, toman un rol preponderante.
“Siempre he sido una cantante de crítica social, pero también el bolero ha sido mi escuela, y en este disco estamos retomando ese género, que para cantarlo hay que estar muy bien vocalmente. Porque no es cosa fácil, pero la intención con el espectáculo es hacerle un presente al público al cantar temas universales que siempre te llegan de una manera más profunda y más espiritual”, dice la oaxaqueña.
La más reciente producción discográfica de Lila salió a la venta hace un par de meses y aunque agradece que el material ha encontrado eco en sus seguidores, reconoce que no fue fácil al principio.
“El disco va muy bien, la verdad en principio fue un poco lento, en parte porque hay muchas personas que decían, ¡Ay, el bolero, que flojera!; yo lo atribuyo al momento que estamos viviendo, pero ya ha tomado buen curso y estamos viendo los resultados.
“Son contenidos que yo elegí para mi disco porque me parecen pertinentes por el contexto que estamos viviendo. Uno de ellos es “La mentira”, que es algo que vivimos a diario con nuestra gente y con nuestros líderes. Creo que Álvaro Carrillo al componer un tema como ese puede ser considerado como un genio, porque habla de las contradicciones de nuestra naturaleza humana”, destaca la cantante.
“Lo mismo sucede con “Seguiré mi viaje”, un tema en el que habla de una independencia de todos en la cuestión de las castas sociales que se viven en nuestro país, pero que a pesar de eso siempre sale la fuerza interminable desde dentro de uno para seguir adelante. Claro, es un lenguaje muy musical, … por eso presentar esos temas en el espectáculo es una delicia para mí”.
Además fiel a su filosofía “de no aburrir al público con lo mismo”, la cantante ha vuelto a “buscarle la cuestión visual a los temas que interpreta”, por lo que sus canciones estarán ilustradas con “danza folclórica e incluso en esta ocasión haremos un tributo al danzón, por lo que armaremos nuestra danzonera de cierta forma y, por supuesto, habrá reminiscencias de la época de oro del cine nacional, de las décadas de los 40 y 50”, explicó.
“De modo que haremos una combinación entre el arte con la crítica”, destacó Downs, quien se adjudico la creación de esa mancuerna, aunque reconoció que “en realidad es una tradición que distingue al folclor, porque si nos ponemos a estudiar los versos de “La llorona” y “La bamba”, e incluso “El querreque”, que estoy cantando en este disco, encontramos una variedad inmensa de versos y muchas veces van dirigidos a los líderes… Por ejemplo, una de sus frases… dice: ‘yo prefiero un tequilita porque emborracha al presidente y al gobernador’, y estos versos extraordinarios que vienen de tiempo se combinan con lo que yo escribo y canto; así vamos creando una crítica a la realidad que vivimos”.

Milenio Diario