Pablo Alborán lleva su romanticismo al Auditorio

27

Agencias/Ciudad de México

Ante casi 10 mil asistentes el cantautor Pablo Alborán comenzó su presentación a las 20:45 y ofreció temas como “No vaya ser” y “Pasos de cero” para dar la bienvenida a un caluroso público que le mostró emoción desde el primer minuto del recital, gesto que Alborán retribuyó mandando besos entre las canciones y adaptando algunas versiones de las mismas con frases dedicadas a sus fans mexicanos.
“Es para mí un placer cumplir el sueño de arrancar esta gira en México”, expresó ante el aplauso de sus seguidores, en su mayoría mujeres que eufóricas gritaban ante los sensuales y suaves pasos de baile que Pablo marcaba en las interpretaciones de “La escalera” y las baladas “¿Dónde está el amor”,”¿Quién?” y “Recuérdame”.
La noche estuvo acompañada también de los cinco músicos que compartían escenario con el intérprete de temas como “Tanto” y “Perdóname”, “Solamente tú” y “Por fin”, piezas que también formaron parte del set list que fue coreado por los presentes.
El momento cumbre de la noche llegó con “Saturno”, canción que fue cantada a todo pulmón por los asistentes y a la que precedió un poderoso juego de luces y sonido introductorio. Tema que adquirió gran popularidad en la radio mexicana luego de musicalizar el melodrama Caer en tentación. Al finalizar el tema y comenzar “La llave” una señora de la tercera edad llevó hasta las manos de Alborán un ramo de rosas rojas, a lo que el cantante respondió con un beso en la mano.
“México me pone muy nervioso, pero eso es bueno”, dijo entre tema y tema el malagueño, quién llenó de gritos el auditorio cuando tomó la guitarra para acompañar su voz con dicho instrumento.
“Tu refugio”, “Boca de hule” y “Curo tus labios” siguieron en la lista de temas con los que el español cumplió su ‘promesa’ de darlo todo en el primer concierto de su gira. “Idiota”, “Prometo” y “Éxtasis” aparecieron en la recta final. El show finalizó a las 22:35 con el tema “Vívela”.
“Prometo dejarlo todo cada vez que me suba a un escenario, sobre todo aquí en México” enunció Pablo al finalizar, quien como muestra de agradecimiento, besó el suelo del escenario.