Los Derbez disfrutan la Navidad

72
La foto familiar donde la tecnología permitió que todos estuvieran juntos.

La navidad reunió a la familia de Eugenio Derbez y todos aprovecharon la fiesta para tomarse una foto con Santa Claus.
Y aunque hasta el perro de la familia apareció en la imagen, quien no estuvo en el encuentro fue José Eduardo Derbez, quien gracias al poder del “Photoshop” apareció en la instantánea que publicó Aislinn Derbez en su cuenta de Instagram.
“Feliz Navidad!!!! (Ahora si que el Photoshop me quedó cab***, a ver detéctenlo)”, escribió la joven actriz para acompañar el retrato.
En la fotografía que cuenta con más de 486 mil Me Gusta también están los dos miembros más pequeños de la familia: Aitana, hija de Eugenio y Alessandra Rosaldo; y Kailani, pequeña de Aislinn y Mauricio Ochmann.
Comentarios como “Tu carnal ni se nota su ausencia… Feliz navidad guapa que linda familia”, “Y sí está chido el Photoshop. Hermosa tu bebé. Feliz Navidad” y “Hermosa familia. Saludos a todos” son algunos que ha recibido la familia Derbez.

DIVERSIÓN FAMILIAR
La Navidad de la familia Derbez-Ochmann sin duda alguna fue divertida y así lo mostraron, vía Instagram, Aislinn y Mauricio.
Y es que desde Eugenio hasta la pequeña Kailani lucieron súeteres navideños chistosos y horribles, que fue el tema en esta ocasión, pero a la hija de Derbez le tocó una prenda donde simula estar desnuda, cosa que no le hizo mucha gracia.
“Bueno, el tema de esta Navidad era suéteres horribles navideños, pero la verdad esto se ve muy real, es algo andrógino, no se sabe si es cuerpo de mujer o de hombre, se ve demasiado real y la gente pensó que yo llegué desnuda”, comentó Aislinn. Mauricio, al parecer fue quien ganó en esta ocasión al presumir una prenda que simulaba el cuerpo de una mujer en lencería roja y navideña envuelto
en el abrigo de Santa Claus.
En el video que subió Aislinn a su Instagram stories, también muestra estar enferma de la garganta al igual que su padre y su cuñada, es por eso que los tres toman un vaso de vinagre de manzana para sentirse un poco mejor. Y mientras su hermano graba, ella tiene que hacer hasta gárgaras.
Ya pasada la noche, la familia se puso a jugar, pero el cuerpo ya no aguantó más las desvelada y uno que otro quedó dormido en la sala.
Pero siempre hubo muestras de cariño para dar o recibir, aunque sufriera el patriarca Derbez.