“La música, gran medicina”: De la Mora

13
El cantante encabezó la mesa de presentación de la gala.

Libertad Ampudia/México

Para el tenor Fernando de la Mora, la música es una de las mejores medicinas para el ser humano, por ello, una vez más se suma al Patronato de la Fundación Comparte Vida AC en un concierto a beneficio de los pacientes con leucemia y otras enfermedades de la sangre o de origen genético.
“Siempre he creído que la música es una de las medicinas más maravillosas, como la pintura o cualquier arte, porque es parte de las expresiones positivas del ser humano, pero estoy hablando de la buena música”, dijo en entrevista, luego de anunciar el espectáculo que ofrecerá el 25 de noviembre en el Palacio de Bellas Artes.
Mencionó que el concierto Compartiendo Vida en Navidad, que tendrá a Rodrigo Macías como director titular y contará con la participación de la Orquesta Sinfónica Mexiquense y el Coro de la OSEM, incluirá un “repertorio de buena música”.
“Voy a compartir el escenario con Bárbara Padilla, vamos a compartir canciones como ‘Blanca Navidad’ y ‘Noche de Paz’, etcétera. Vamos a interpretar 15 canciones de estilo navideño y otras más que van acorde con este concepto”, explicó.
Sobre la colaboración con la soprano, agregó que la admira por ser sobreviviente de cáncer de sangre: “Es una chica que, a pesar de haber sufrido una enfermedad como esa, no pierde el entusiasmo de la vida, es un ser humano maravilloso y tiene una bella voz”, dijo.
El maestro reconoció la labor de Comparte Vida, asociación que impulsa un banco de donación de células de médula ósea y de cordón umbilical e invitó a sumarse completamente a la iniciativa, no solo con el concierto; como incentivo, platicó que él ya está registrado.
“Es importante no solamente llenar el Palacio de Bellas Artes, sino mostrarle a la gente que este tipo de situaciones se resuelven poniendo un granito de arena, eso va a hacer que las cosas cambien, va a cambiarle la realidad a muchas criaturas y familias que están sufriendo por no encontrar donador”, indicó.
De la Mora destacó que toda la música es positiva y que, sin importar el género, puede curar el alma; en ese sentido, comentó que incluso el reguetón tiene su lado bueno, pues admira cómo llena de alegría a algunas personas.
“También el reguetón tiene cosas positivas, no soy fan, pero sí soy seguidor de la gente que se alegra con el género. Cuando oyes canciones como ‘Despacito’ hay que darle gracias al cielo, porque la gente se emociona, sonríe, se pone feliz con la vida; esa canción ha sido tan positiva como cualquier medicina para curarle el alma a mucha gente”, expresó.
Además consideró que “lo importante es no quedarte con un solo género”, lo ideal es conocer de todo, desde la música clásica, Los Beatles y la música de Navidad. Los invito a que descubran en la ópera la expresión artística más elevada que ha creado el ser humano, es un espectáculo sin límites”, finalizó.

Milenio Diario