Guillermo del Toro se lleva el Oscar a Mejor Director

27
Guillermo del Toro, junto con el elenco y equipo detrás de “The Shape of Water”, acepta el máximo reconocimiento del evento: Mejor Película

Agencias/México

“The Shape of Water” de Guillermo del Toro se llevó el máximo galardón de la noche en la 90 edición de los Óscar al coronarse con Mejor Película. La cinta del mexicano estuvo nominada a 13 categorías, donde también triunfó en Mejor Banda Sonora, Mejor Diseño de Producción y Mejor Director.
En el Teatro Dolby de Los Ángeles, Estados Unidos, la película se impuso ante sus competidoras: “Call Me By Your Name”, “Darkest Hour”, “Dunkirk”, “Get Out”, “Lady Bird”, “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”, “Phantom Thread” y “The Post”.
Un monstruo acuático y una mujer muda son los protagonistas de este filme que se centra en el tema del amor donde éste va más allá de las apariencias físicas.
Tras ganar la estatuilla, Guillermo Del Toro se convierte en el tercer realizador mexicano que vence en estos premios en el último lustro, tras los triunfos de sus amigos y compatriotas Alfonso Cuarón (“Gravity”, 2014) y Alejandro González Iñárritu (“Birdman”, 2015 y “The Revenant”, 2016).
“Soy un inmigrante, como Alfonso, como Alejandro, como mis compadres y como muchos de ustedes”, dijo al comienzo de su discurso de agradecimiento. “Lo mejor de nuestro arte es que borra las líneas en la arena. Hay que seguir haciendo eso cuando el mundo nos dice que las hagamos más profundas”, añadió el cineasta, que recogía así la primera estatuilla dorada de su carrera.
Del Toro partió como favorito en esta categoría gracias a su victoria en los premios del Sindicato de Directores de Estados Unidos, donde se impuso a los mismos rivales que tenía en los Óscar con la excepción de Martin McDonagh.
Antes de esta edición, del Toro únicamente contaba con una nominación al Mejor Guion Original por “El Laberinto del Fauno” (2006).
Minutos antes, el mexicano perdió el galardón al Mejor Guion Original, junto a su compañera Vanessa Taylor, trofeo que fue a parar a Jordan Peele con “Get out”.
Del Toro se ha convertido en uno de los autores modernos más aclamados gracias a esa apuesta tan particular por la fantasía que ha dejado obras únicas como “El Laberinto del Fauno”.
La mejor interpretación de la velada estuvo a cargo de Keala Settle, quien cantó “This is me” de la película “The Greatest Showman”, una de las nominadas a Mejor Canción. Acompañada por un gran coro, su íntima participación se ganó una ovación de pie del público.
Por otra parte, “Una mujer fantástica”, del chileno Sebastián Lelio y protagonizada por la actriz transgénero Daniela Vega, se llevó el premio como Mejor Película Extranjera.
La cinta, que cuenta la lucha de una mujer transgénero por defender su dignidad ante la exclusión que sufre en la conservadora sociedad chilena, se impuso a “The Insult”, de Líbano; “Loveless”, de Rusia; “The Square”, de Suecia; y “On Body and Soul”, de Hungría.
“Quiero agradecer al elenco de la película, especialmente al brillante actor Francisco (Reyes) y a la inspiración para esta película, Daniela Vega”, dijo Lelio al recibir el premio.
Reyes interpreta a Orlando, la pareja 20 años mayor de Marina, el personaje de Vega.
El filme, en el que según la crítica Vega interpretó magistralmente a Marina, una joven en duelo y víctima de los prejuicios, era uno de los favoritos a ganar la estatuilla.
“Una mujer fantástica” le dio la segunda estatuilla al cine de Chile, tras el galardón de 2016 para el corto animado “Historia de un Oso”. Tres años antes, el chileno Claudio Miranda se había alzado con el Óscar a mejor fotografía por “La vida de Pi”.
En su discurso de apertura, el conductor de la ceremonia del Óscar 2018, Jimmy Kimmel arremetió contra Fox News y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, la diferencia de salarios y sobre todo contra el acoso sexual, pues dijo “el mundo nos observa”.
En su monólogo de apertura, Kimmel se referió al magnate Harvey Weinstein, caído en desgracia luego de decenas de acusaciones por acoso sexual. “No podemos dejar que el mal comportamiento se deslice nunca más. El mundo nos está mirando. Necesitamos dar un ejemplo”, dijo.
Kimmel también hizo referencia a la polémica sobre la diferencia salarial que hubo durante el rodaje de “All the money in the world” protagonizada por Mark Wahlberg y Michelle Williams.
Mientras Wahlberg recibió 1.5 millones de dólares por volver a grabar escenas de película que tuvieron que ser cambiadas al reemplazar a Kevin Spacey, acusado de acoso sexual, Michelle recibió sólo 80 dólares por día.
“A su favor, Mark Wahlberg anunció que donaría los 1.5 millones al fondo de ayuda legal del movimiento Time’s Up. Eso está bien. Entonces, creo que ahora la pelota está de tu lado, Michelle. ¿Qué vas a hacer con esos 80 dólares?”, dijo Kimmel.
Pero eso no es todo, también hizo alusión a la estatuilla, cuya entrega cumple 90 años este año. “Hay una razón por la que el Óscar es uno de los hombres más amados y respetados de Hollywood. Sólo mírenlo. Mantiene sus manos donde se pueden ver. Nunca dice malas palabras. Y aún más importante, no tiene nada entre las piernas”, dijo.
Además, el comediante hizo referencia a Fox News, el vicepresidente estadounidense Mike Pence e, indirectamente, a Donald Trump.
Agregó que el Óscar es tan viejo que está en casa viendo Fox News, una clara referencia al presidente de Estados Unidos, pues es conocido que ese canal es uno de sus favoritos para informarse.
En cuanto a Mike Pence, hizo referencia a “Call me by your name”, cuya trama es del amor entre dos hombres, y agregó que las películas que se deben hacer no son aquellas que generen millones de dólares en taquilla, sino las que logren molestar al vicepresidente que está en contra de la homosexualidad.

“GRACIAS MÉXICO POR SUS TRADICIONES”
Lee Unkrich, director de “Coco”, lanzó un fuerte mensaje durante su discurso de aceptación al Óscar por Mejor Película Animada en el que pidió tener representación de todas las razas y orígenes para que los niños se sientan identificados con los personajes.
Al subir al escenario, el director que pasó años investigando la tradición del Día de Muertos, dijo: “La mayor de las gracias a toda la gente de México. Coco no existiría sin sus hermosas tradiciones”.
Pero ahí no acabó y continuó explicando que con la película trataron de avanzar para que los niños se sintieran representados. “Dimos un paso para hacer del mundo un lugar en el que los pequeños pueden crecer viendo personajes en las películas que se vean, hablen y vivan como ellos”, y finalizó con un gran mensaje político: “la gente marginalizada debe sentir que pertenece. La representación importa”.
Esto hace alusión a la falta de personajes principales latinos o afroamericanos en las películas animadas o de superhéroes, por ejemplo.
Él no fue el único que hizo a los mexicanos sentir orgullosos del premio. El guatemalteco Óscar Isaac, quien presentó la categoría, gritó “Viva Latinoamérica” al momento de entregar el premio y Anthony Gonzalez, la voz en inglés de Miguel, agradeció en español.
Previo a su participación para interpretar el tema de “Coco” durante la premiación, Natalia Lafourcade compartió en su cuenta de Instagram una foto con Gael García Bernal y Miguel durante uno de los ensayos.
La cantante mexicana, quien desfiló por la alfombra roja con un vestido del diseñador también mexicano Yakampot, escribió en la foto que un mensaje para compartir lo importante que esto es para ella.
“Estamos viviendo un momento político y social muy fuerte y lo más importante ahora es recuperar nuestras raíces, nuestros valores como humanidad, nuestra identidad y recordar lo mucho que valemos. Recuperarnos como una familia, como una gran comunidad porque eso es lo que somos. Cuando uno viaja por el tiempo en el árbol genealógico nos podemos dar cuenta que somos una gran red y todos estamos viviendo y habitando este espacio”, escribió en Instagram la también nominada al Grammy.
Además, agradeció al equipo de Pixar y de Coco por darle esta experiencia que calificó como algo increíble y hermoso.
Natalia Lafourcade cantó junto con Gael García Bernal y Miguel el tema principal de “Coco”, “Recuérdame”, que estuvo nominada a Mejor Canción. El tema fue compuesto por Kristen Anderson-López y Robert López, que además es el principal de la cinta animada ambientada en el tradicional Día de Muertos en México.
Coloridas calaveras y un ballet folklórico vestido con el traje típico de Jalisco fueron el fondo para el tema principal de “Coco”. Acompañado sólo por un músico que tocó una guitarra igual a la de Ernesto de la Cruz, antagonista de “Coco”, Gael García cantó en inglés las primeras estrofas de la canción, para que luego se abriera el telón y descubrir todos los colores de México.
Atrás del telón: una colorida iglesia, luces, calaveras, guitarras, bailarines vestidos con el traje típico de Jalisco y Natalia Lafourcade vestida de rojo con flores en la cabeza.
Miguel cantó en inglés, la mexicana en español y al final… fuegos artificiales y pétalos de Cempasúchitl cayeron del techo del Dolby Theatre.

POCOS PINES Y SIN “CÓDIGO DE VESTIMENTA” EN LA ALFOMBRA ROJA
Sin el negro como código exigido por “Time’s Up”, los pines y lazos que propuso esta plataforma como protesta alternativa fueron contados durante la alfombra roja previa a la 90 edición de los Óscar, donde se impusieron los colores sin mensaje. Ganaron los estilismos.
Cuando el mundo entero esperaba que la ola negra inundara la pasarela más mediática del cine, ésta recuperó su color. Azules, blancos rotos y rojos pasión dieron las primeras notas de color a la gala, en la que tampoco faltaron vestidos negros, pero esta vez sin connotaciones de género.
La actriz y cantautora Sophia Carson fue una de las primeras en posar a las puertas del Teatro Dolby de Hollywood, ataviada con un vestido túnica con una capa de gasa, en rojo pasión, a juego con la clásica alfombra. Pero sin pines ni insignias de ningún tipo.
Minutos después, la intérprete Elaine McMillion Sheldon paseaba ante las cámaras con un vestido satinado de color azul mar, decorado con un impresionante cuello joya de flores doradas.
McMillion sí ha completado su estilismo con el pin oficial del movimiento “Time’s Up”, la única insignia que la organización ha pedido que se utilice en esta gala para apoyar la lucha contra los abusos de género en la industria cinematográfica.
Una decisión que la plataforma ha tomado para evitar que sus reclamaciones se vinculen únicamente con las alfombras rojas, tras las oleadas de trajes negros que protagonizaron las galas de los Globos de Oro y los BAFTA.
Sin embargo, hasta el momento se han visto pocos pines sobre la alfombra roja, en la que predominan estilismos planos con pocos adornos.
Uno de los pocos estampados ha sido el de la intérprete española Paz Vega, quien ha optado por un elegante vestido blanco con motivos de cerezos en flor, con un diseño que evocaba líneas de Givenchy.
Pero si hay un estampado que acaparó las miradas fue el de la original camisa de James Ivory, nominado al Óscar al Mejor Guión Adaptado por “Call Me By Your Name”.
Elio, el personaje que interpreta Timothée Chalamet en la cinta, se ha plasmado en la camisa del veterano, quien a sus 89 años se ha atrevido a innovar más que la mayoría de sus compañeros de alfombra.
Otra veterana de la industria, Jane Fonda, posó ante las cámaras con un vestido blanco de escote asimétrico, adornado con el pin.
La mexicana Salma Hayek optó por un vestido malva de volantes desde la cintura con pedrería sobre cuello y hombros que evitaba cualquier collar.