Guillermo Arriaga regresa a sus orígenes

6

Eduardo Gutiérrez Segura/México

Guillermo Arriaga está listo para embarcarse una vez más en una aventura íntima y personal, luego de escribir El Salvaje, novela en la que repasa experiencias cercanas de su lugar de crianza: la colonia Unidad Modelo; ahora regresará al cine tras nueve años de ausencia para dirigir la adaptación fílmica de su primer texto, Escuadrón Guillotina.
El cineasta cumplió su promesa de no involucrarse en un proyecto cinematográfico si no lo dirigía, ahora Escuadrón Guillotina significa además la posibilidad de colaborar con sus hijos Mariana y Santiago, quienes formarán parte de la producción y con un colaborador musical de cabecera, Omar Rodríguez, de The Mars Volta, a quien incluso quiere convencer de actuar.
“Vendí los derechos de la novela hace cinco años, los productores franceses buscaron director, pero siempre me dijeron: ‘tú tienes que hacerla’, yo no quería porque pensé que sería incestuoso y no iba a querer quitarle nada a la novela, pero me convencieron. Estamos en vías de hacerlo, ya la adapté.
“Hay ligeros cambios, pero viene muy adecuada a la novela, es una comedia de humor negro, la gente se ríe mucho. La comedia no me cuesta trabajo, sí la puedo manejar, hay que contar malos chistes (…) Los productores me están convenciendo de hacerla en inglés, pero quiero que sea en español”, adelantó Arriaga.
En su faceta como productor creativo alista proyectos en Brasil, al lado de Darío Grandinetti, así como otros en España, Turquía e India, además, dio su bendición para que Words With Gods se estrene en una plataforma de streaming.
“El problema que tiene es que es un tema tan delicado que no todos los distribuidores quieren pasarla en una sala por temor a lo que pueda suceder.
“La película no es ofensiva en ningún momento, pero siempre hubo resquemores, por eso pensamos en una plataforma digital, quisiera que pasara en cines, porque son ocho de los mejores productores en el mundo, la música es espectacular y el trabajo de Vargas Llosa también. Es un tema difícil de intolerancia”, abundó.

Milenio Diario