Gael García filma en Xochimilco historia sobre chicuarotes

46
El actor se mantiene muy atento a las grabaciones

Libertad Ampudia/México

Gael García Bernal conoció un lugar paradisiaco en la Ciudad de México; se enamoró de él y de su gente, y decidió emprender su nuevo proyecto: Chicuarotes, una película que retratará la cruda historia de dos jóvenes de San Gregorio, en Xochimilco, con un toque de humor.
Pasa del mediodía, Gael está, detrás del mostrador de una carnicería de la avenida México, en el centro del pueblo, con una bufanda roja y una banda azul en la cabeza, da algunas indicaciones al equipo de producción y el elenco, encabezado por los jóvenes Benny Emmanuel, Gabriel Carbajal y Leidi Gutiérrez.
Entrevistado en la Casa de Cultura de San Gregorio, durante un receso del rodaje, García Bernal platicó que hace siete años no tenía idea de que existiera este lugar, pero Augusto XX le presentó un guión sobre el pueblo de su familia y, ahora, lo considera uno de los lugares más bellos.
“Aunque sí existen problemas tremendos, es un lugar que podría ser uno de los más bonitos de la tierra, tiene potencial paradisiaco y aún así hay muchos chilangos que no conocemos este lugar, que no solo tiene la parte agrícola fundamental de la ciudad, sino también tiene al animal endémico, que es el ajolote; hay mucho simbolismo de la capital que este lugar detona y espero que en la película se refleje”, dijo.
Es la última semana de filmación, habitantes y producción conviven con cordialidad, desde el 20 de noviembre se instalaron en el pueblo e incluso vivieron ahí; la iglesia, la plaza principal, una de las calles que alberga un tianguis y también un embarcadero son parte de las locaciones.
El cineasta se mostró enamorado del sitio: “Mientras va pasando la película suceden varios ejes que incluso te empiezan a arraigar más con el lugar o a enamorarte, de repente ya no te acuerdas qué fue lo que más te gustó, son tantas cosas que se vuelve una necesidad”.
A los habitantes de San Gregorio se les conoce como chicuarotes, explicó antes de compartir que el largometraje relata una aventura en comedia de dos jóvenes, cuya historia concluirá en una tragedia; la familia, el ambiente festivo y los problemas sociales que retratan la realidad del pueblo son ejes de la trama.
“Se muestra una condición universal, que es la falta de una narrativa positiva en torno al futuro; también se trata el tema de las familia disfuncionales, no en lo moral, sino donde no hay cariño, que es donde se dan las condiciones y se arma el caldero para personas que van a tener serios problemas para relacionarse, lo que genera mucha de la violencia que vivimos”, comentó.
Y añadió: “Esta película puesta en cualquier parte del mundo no tenía el carácter festivo que tiene, eso tiene que ver con este lugar aunque esté sucediendo un problema el pueblo entero jala hacia las fiestas, porque se tiene que salir adelante”.