Éxito cristalino para Del Toro

5

Agencias/Guadalajara

Hace tiempo que Guillermo del Toro dejó de ser “el cineasta tapatío” para convertirse en un habitante del mundo cinematográfico mundial. Cada una de sus cintas llegan a los rincones donde una pantalla de cine se ubique, y cada aporte a este arte deja huella inminente.
Este año Guillermo cosechó éxitos que seguirán acumulando este 2018 con La forma del agua. Eso sin dejar a un lado que The Strain, la serie de televisión basada en la trilogía de novelas que escribió junto a Chuck Hogan terminó su cuarta y última temporada. Que recién Netflix estrenó la segunda temporada de Trollhunters, una serie animada aclamada y que tuvo también su concepción primaria como un libro. Y aun de conocerse como una figura cuyo nombre ya está grabado en la historia de la cinematografía, del Toro se mantiene humilde siempre. Este año visitó la ciudad en diversas ocasiones y algunos afortunados lo encontraron en alguno de los restaurantes o por las calles donde deambulaba.
Su cuenta de Twitter no es solo un testigo de su labor y progreso en proyectos, también sirve de un vinculo importante con sus seguidores a quienes ha apoyado este año a promover sus proyectos en busca de recursos económicos e incluso el propio director pagó la biopsia cuando una fanática solo pedía un retuit. Eso lo vuelve siempre más entrañable aumentando a su talento tras las cámaras. La forma del agua estrena por enero en México pero su corrida en festivales y en la taquilla estadounidense ya cosechó muchos logros, y la recaudación tampoco ha palidecido. El American Film Institute lo nombró como uno de los 10 mejores filmes del año; tanto que los círculos de críticos en las ciudades y festivales donde se exhibe le acumulan ovaciones.
En breve comienza la temporada de premios, aquellos que hacen eco a nivel internacional, los Critic´s Choice Movie Awards para la cual tiene 14 nominaciones cuyo resultado se revelará el 11 de enero. Y los Golden Globes que enumeran siete ternas cuyo destino será revelado el 7 de enero.
Dentro de su narrativa, los temas del bien y el mal, la inocencia y la amenaza, lo histórico y lo eterno, la belleza y la monstruosidad, se entretejen para entrar y salir uno del otro, y revelar que ninguna oscuridad podrá derrotar totalmente a la luz.
Del Toro resume: “Me gusta hacer películas que sean liberadoras, que digan que está bien ser quien sea que seas, y parece que en estos tiempos esto resulta ser muy apropiado”. “Lo que me interesó es que 1962, el año en que se ubica esta historia, es una época en la que todos estaban enfocados en el futuro, mientras que la criatura es una forma antigua de un pasado remoto. La gente está obsesionada con lo nuevo, las tonadas publicitarias, la luna, la ropa moderna y la televisión. Y, en el ínter, aquí tienes a esta fuerza antigua, una criatura enamorada, que surge entre ellos”. Un 2017 lleno de logros pero que parece apenas el impulso para otro memorable momento en la historia de su trayectoria.