Emma Thompson pide liberar a una mujer detenida en Irán

10

Agencias/Londres

La actriz inglesa Emma Thompson exhortó el sábado en Londres al gobierno de su país a actuar con más determinación para obtener la liberación de una madre de familia irano-británica encarcelada en Irán bajo acusaciones de incitación a la sedición, es decir, incitar al desafecto hacia el Estado o la autoridad.
Thompson hizo este llamamiento durante una marcha organizada en Hampstead, en el norte de la capital, en apoyo de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, de 38 años, condenada en septiembre de 2016 a cinco años de cárcel por participación en manifestaciones contra el régimen en 2009, lo que ella niega.
“Somos una red de compasión y de amor por Nazanin y su familia. Es lo que nosotros, seres humanos, hacemos mejor, en un contraste radical con la banda de moléculas furiosas que se agita en Westminster”, lanzó la actriz en referencia al parlamento británico.
Zaghari-Ratcliffe fue detenida en el aeropuerto de Teherán el 3 de abril de 2016 tras una visita a su familia en Irán junto a su hija Gabriella. A la niña, que nació en Reino Unido y ahora tiene tres años, le confiscaron el pasaporte británico y desde entonces vive con sus abuelos en Irán.
“Si yo puedo salir de mi cama con una neumonía para aportar mi apoyo a un miembro de nuestra comunidad horriblemente maltratado, nuestro ministro de Relaciones Exteriores debe poder tomar un avión y resolver el problema que tan gravemente exacerbó”, fustigó la actriz, visiblemente enferma, junto al marido de la detenida, Richard Ratcliffe.
La actriz hacía referencia a las controvertidas declaraciones del jefe de la diplomacia británica Boris Johnson, quien el 1 de noviembre dijo ante una comisión parlamentaria que Nazanin Zaghari-Ratcliffe formaba a periodistas en Irán cuando fue detenida.
Tanto su familia como la empresa en que trabajaba, la Fundación Thomson Reuteurs, vinculada a la agencia de prensa canadiense-británica del mismo nombre, lo desmintieron.
Johnson se disculpó después por estas palabras que alimentaron las acusaciones de Teherán y aseguró que viajaría a Irán en las próximas semanas.
En octubre, la Fundación Thomson Reuters informó que Zaghari-Ratcliffe podía ver su pena prolongada 16 años a raíz de nuevas acusaciones presentadas por la república islámica.
La mujer debe comparecer de nuevo ante la justicia iraní el 10 de diciembre acusada de “difusión de propaganda”, según su marido.