Emily Blunt en secuela supercalifragilística

11
Mary Poppins (Emily Blunt) in Disney's original musical MARY POPPINS RETURNS, a sequel to the 1964 MARY POPPINS which takes audiences on an entirely new adventure with the practically perfect nanny and the Banks family.

Ya sea que la veamos defendiendo a su familia del Apocalipsis, asistiendo a Miranda Priestly en el mundo de la alta moda, resolviendo una tragedia mientras batalla contra el alcoholismo o reviviendo una y otra vez en una cinta de acción; nuestra nueva Mary Poppins parece no tener límites. Por eso no perdimos la oportunidad de platicar en exclusiva con Emily Blunt, quien estos días es, probablemente, la actriz más versátil del mundo del cine, en este su gran reto: Interpretar el emblemático personaje que conocimos, cinematográficamente al menos, a través del talento de la gran Julie Andrews en 1964.

Hemos hablado por tus últimas cuatro películas y jamás se han tratado de lo mismo, ¿lo buscas así?
Mil gracias. Sí. Amo que todo sea tan diferente para mí. La mezcla de cosas. No saber qué voy a hacer después. He sido muy afortunada de tener la oportunidad de interpretar a tantas personas tan diferentes, de lugares tan distintos y creo que, si no fuera así, me aburriría.

Interpretas a una mujer que todos conocemos, con la que crecimos y que a todos nos maravilla, pero amé enterarme de que regresaste a leer los libros, y en efecto, ella es algo rara, hasta impertinente …
¡Sí! Y es algo extraña. Y bastante misteriosa, no revela nada de lo que la mueve. No es asunto de nadie lo que la motiva. Y ella es tan extraordinaria. Es práctica y Fantástica. Es como alguien que tiene cierta seriedad, pero a la vez es una junkie de la adrenalina que causan estas aventuras a donde se los lleva. Yo creo que es muy emocionante interpretarla. Y creo que, por más icónica que sea Julie Andrews, tenía que encontrar mi propio modo. Y eso implicó regresar a los libros. la oportunidad de hablar contigo por tus últimas cuatro películas y jamás se han

Amé tu actuación en Into The Woods, ¿tienes afinidad en particular por los musicales?
Bueno, de pequeña cantaba, pero me ponía muy nerviosa cantar frente a la gente. Aun prefiero por mucho cantar en privado, así como que en mi auto o la regadera o sola en la casa. Realmente gozo eso. Pero sin duda tuve que superar eso cuando hice Into The Woods, estaba tan nerviosa incluso de hacer la audición para Rob Marshall en esa película. El gran Rob Marshall. Pero cuando lo conoces descubres que quiere actores que pueden cantar. No cantantes que medio pueden actuar. Dijo: ‘Los grandes cantantes cuentan una historia y eso quiero, que me cuentes la historia y no estés preocupada por si suenas bien o no. No tiene que ser perfecto. Así que aprendí tanto de trabajar con Rob y todo su equipo musical que lo hizo mucho menos intimidante’.

¿Y si nos vamos al hecho de que viene de un clásico y esta estructurado como un musical clásico…?
Pienso que sí lo está. Cuando creas un mundo enaltecido, como es el caso de Mary Poppins hay mensajes muy profundos dentro de ese mundo. Y no te llega de una manera regañona, son pequeñas semillas que se van plantando y puedes aprender mucho de un musical sobre esperanza y optimismo, sobre todo hoy, en el ambiente tan frágil en que estamos.