Depeche Mode trae su Espíritu Global a México

30
Dave Gahan conquistó con su estilo rítmico

Libertad Ampudia/México

Luego de nueve años de no visitar México, Depeche Mode ofreció una velada energética, que puso a bailar y cantar a más de 65 mil personas en el Foro Sol; los británicos no dudaron en agradecer en todo momento a sus fans por el apoyo a lo largo de su trayectoria.
Los acordes de “Revolution” de The Beatles dieron inicio a la velada, que forma parte de su Global Spirit Tour; los gritos y las palmas de los presentes no se hicieron esperar. El tema preparó sus ánimos y cuando los músicos entraron al escenario lanzaron la mayor ovación.
Las tres pantallas gigantes colocadas en el recinto mostraron a Martin Gore y Andrew Fletcher tomar sus instrumentos; luego, Dave Gahan sujetó el micrófono y entonó “Going Backwards”, “It’s No Good” y “Barrel of a Gun”.
“Buenas noches, Ciudad de México”, gritó el vocalista; el público lo recibió con los brazos arriba y coreando a toda voz los temas que interpretaba conforme avanzaba la noche, que para suerte de los asistentes presentó buen clima.
“Depeche Mode, Depeche Mode, Depeche Mode”, gritó el público en un respiro de la banda inglesa; luego, con “World in my Eyes”, todos se pusieron de pie para bailar al ritmo del rock electrónico.
“Los amo, muchas gracias, muchas gracias, vamos”, mencionó Gahan en inglés y diversas mujeres contestaron con un “Te amo”; la energía y el buen humor fue constante en chicos y grandes.
“Vamos, todos con las palmas”, invitó Dave y el recinto entero obedeció para acompañarlos en el solo final de “Cover me”; los únicos que no chocaban sus manos eran quienes emocionados grababan el momento con sus teléfonos celulares.
Con la versión acústica de “Insight” y los acordes relajados de “Home”, el público también tomó aire, para en seguida gritar un “oh, oh, oh, oh” y así demostrar a la banda el entusiasmo de tenerlos en suelo mexicano luego de casi una década.
El grupo aprovechó las pantallas para mostrar diversos videos acordé a sus temas, en “In Your Room”, una pareja bailando danza contemporánea brilló entre la noche; también se vio constantemente a los británicos, los bailes de Dave se llevaron el show.
“Eso es rock”, dijo en su idioma para luego en español mencionar: “¿Cómo dice?”, al tiempo que sonaba “Where’s the Revolution”, el primer sencillo de su más reciente álbum, que fue aplaudido como el gran regreso de la banda.
Sin embargo, “Everything Counts” levantó el ánimo y quiénes habían tomado un minuto para descansar se levantaron de golpe para entonar el coro; mientras pasaba a “Stripped”, Dave caminó hacia el público, en un pequeño pasillo colocado en medio de la pista.
Con casi cuatro décadas de trayectoria, Depeche Mode no decepcionó a su público, que atraviesa generaciones, pues jóvenes, adultos e incluso familias enteras acudieron a la cuarta visita de los británicos a México; por su parte, ellos se llevaron numerosas sonrisas, al ver cómo cantaban cada una de sus canciones.
Depeche ofreció un show de dos horas, que hasta el cierre de esta edición continuaba con temas como “Enjoy the Silence”, que fue la más coreada, y “Never Let me Down”, en la que el público dibujó la bandera de México con luces verdes, blancas y rojas en sus celulares.
El encore cerraría con temas como “Strange Love”, “Walking in my Shoes” y “Personal Jesus”.

TALENTO MEXICANO
La banda mexicana Rey Pila fue la encargada de abrir el espectáculo de la banda británica; esto los pone en el radar de las miles de personas que los escucharon anoche, y los que asistirán al segundo concierto de mañana.
En punto de las 20 horas, comenzaron su presentación con sus más conocidos temas; también interpretaron su cover “Israel”, que lanzaron este mes en tributo a la banda inglesa Siouxsie & The Banshees.

Milenio Diario