Celebra impacto de la música latina en todo el mundo

29

Adriana Jiménez Rivera/México

El próximo domingo, Luis Fonsi estará “celebrando” su participación por partida doble en el Grammy, primero porque está nominado en tres categorías; Mejor Grabación del Año, Mejor Canción del Año y Mejor Interpretación Pop Duo/Grupo por “Despacito”; y después porque será parte del show.
“Y lo más importante es que voy a cantar en español”, dijo el intérprete con orgullo. “Eso pasa poco en el Grammy, pero ahora los latinos estamos cobrando presencia, la música en español ha tomado fuerza, por eso pase lo que pase, yo voy a celebrar”.
Son casi las 10 de la mañana y el cantante atiende la cuarta entrevista de casi una docena que ofreció, aprovechando su estancia en México, como parte del concierto acústico que protagonizó anoche en el marco de de las actividades que realiza en Grammy Latino.
Se ve alegre, saluda amablemente y su frase reitera el buen momento que atraviesa, desde que hace poco más de una año, cuando el 12 de enero, se estreno su interpretación, popularmente conocida como “Despacito”.
“Estoy feliz, recién llegado (a México) contento de empezar el año con buenas noticias y buena vibra y de poder estar aquí anunciando mi gira Love Dance World Tour, que inicia el 7 de marzo en Monterrey y me llevará al Auditorio Nacional el 16 del mismo mes. Lo cual me da mucha emoción, porque es la primera vez que estaré ahí solo, y me alegra mucho porque es un escenario que respeto y que es muy importante para mí”.
Casi una decena de personas, entre su equipo de trabajo y su disquera, atienden las frases del boricua en el hotel de Polanco, donde atendió a la prensa; y donde también lo acompañan los discos de platino y oro a que se ha hecho acreedor, tanto por “Despacito”, como por “Échame la culpa”, la canción que hace a dueto con Demi Lovato, y que lo ha vuelto a colocar en las listas como número 1.
Después de una pausa, retoma el impacto de la música latina en el mundo, cuando comparte la experiencia que tuvo en Rusia el pasado noviembre: “Es un país muy frío, frío, oscuro, pero fue impresionante ver cómo la gente de otra cultura, otras costumbres se contagiaba con el ritmo y estaban ahí porque querían bailar, disfrutar de la música latina, lo cual también demuestra que el factor idioma no es problema porque la música une polos y es muy poderosa”.
Motivado por esa reacción, el cantante ya contempla en su agenda “nuevas visitas a esas ciudades, porque el compromiso es que la música latina siga adquiriendo fortaleza y para ello la llevaremos por todo el mundo”.