Catherine Zeta-Jones agradece el talento mexicano

31
Los actores hablaron del orgullo que sintieron por interpretar sus papeles

Omar Ramos, enviado/Pasadena, California

Catherine Zeta-Jones vivió obsesionada durante tres años y medio con interpretar a Griselda Blanco, narcotraficante colombiana conocida como La madrina de la Cocaína, pionera del crimen organizado en Miami, en la década de los 70 y 80. La cadena Lifetime le propuso el proyecto y bajo la dirección de Guillermo Navarro, ganador del Oscar por la fotografía de El laberinto del Fauno y director de algunos episodios de Narcos, su deseo se hizo realidad.
“No tengo el tiempo suficiente para hablarte sobre el trabajo de Guillermo. Literalmente quería ser su musa y él fue la mía, fue con un sexto sentido en el que nos unimos y trabajamos juntos, es la mejor relación de trabajo que he tenido, fue de mucha colaboración, tan honesto, tan real y nos amamos como amigos, estamos buscando trabajar en otro proyecto, vamos a trabajar más juntos y colaborar más, porque él es fantástico. Gracias México”, dijo la actriz en la presentación del largometraje Cocaine Mother que estrena el 11 de abril en nuestro país.
Zeta-Jones, originaria de Gales, Reino Unido, ha sentido una extraña conexión con lo latino. Ha interpretado a un par de personajes con rasgos de la cultura (La mascara del Zorro y Traffic) y comenta que desde su primer encuentro con Antonio Banderas “hubo una química inmediata”. Sobre las mujeres delincuentes con personalidades fascinantes, una de ellas le dio su Oscar (Velma Kelly, Chicago), y a la otra la considera “la mejor experiencia de su carrera”.
“Vivía con la idea de hacer este personaje desde que vi el documental Cocaine Cowboys. Pensaba que no sabemos de esta mujer, quien tuvo éxito en un mundo tan oscuro de hombres. Cuando encuentras una historia así que nunca se ha hecho, simplemente no la dejas ir. Me comentaron que había un guión para este proyecto y parecía que al siguiente momento estaba haciendo uno de los mejores roles de mi vida”, expresó Catherine ante la presencia de medios internacionales.
Ante un personaje tan fuerte, Zeta-Jones dijo que siempre se ha sentido apoyada por sus hijos y su esposo Michael Douglas. Al cuestionarle sobre si ha recibido algún consejo actoral por parte de su pareja, dijo que jamás le hace observaciones sobre su trabajo, pero aquí hubo una excepción.
“Me dijo: ‘Recuerda, no tienes que hacer mucho. Eres más aterradora cuando no haces nada’. Tomé esa nota, porque a veces vas en tu hora 17 del día, una nueva escena, con un nuevo set y como actriz está la tensión de llevarlo todo a su máximo nivel, no confías en lo que tienes en la mente. Así que pensé: ‘Al diablo: no tengo que hacer nada’. Ese fue el fantástico consejo que me dio mi esposo”, concluyó la actriz.

Milenio Diario