Bill Cosby pasa su primera noche en prisión en Phoenix

4
Cosby fue sentenciado a una condena de entre tres y 10 años de cárcel.

Agencias/EU

Bill Cosby pasó su primera noche en prisión, en una celda individual cerca de la enfermería, para comenzar su sentencia de tres a 10 años por abuso sexual.
Funcionarios penitenciarios anunciaron el miércoles que Cosby, ahora conocido como el preso No. NN7687, cumplirá su condena en SCI Phoenix, una nueva prisión estatal a unos 32 kilómetros de la ciudad en donde un jurado concluyó que drogó y abusó sexualmente de una mujer en el 2004. La prisión de 400 millones de dólares abrió hace dos meses y puede albergar 3 mil 830 reclusos.
Cosby se reunirá con médicos, psicólogos y otros profesionales mientras el personal evalúa sus necesidades. Bajo las normas de la prisión, el comediante de 81 años podrá hacer llamadas telefónicas, recibir visitas y tendrá la oportunidad de ejercitarse.
El objetivo a largo plazo es ubicar a Cosby entre su población general, indicaron los funcionarios del lugar.
“Estamos tomando todas las precauciones necesarias para asegurar la seguridad del señor Cosby y el bienestar general de nuestra institución”, dijo el secretario de penitenciarías John Wetzel en un comunicado.
Mientras Cosby comenzaba a ajustarse a la vida tras las rejas, su familia y publicistas prometieron que apelarán su condena por tres cargos de abuso sexual tras el primer juicio de una celebridad en la era de #MeToo.
El vocero Andrew Wyatt calificó el martes a Cosby como “uno de los más grandes líderes de los derechos civiles en Estados Unidos de los últimos 50 años” y denunció al juicio como el “más sexista y racista” en la historia del país.
El juez, el fiscal y el jurado lo vieron de otra manera.
“Nadie está por encima de la ley. Y nadie debe ser tratado desproporcionalmente por ser quien es, dónde vive o incluso su riqueza, fama o filantropía”, dijo el juez del condado de Montgomery, Steven O’Neill, al darle a Cosby una sentencia por encima del promedio.
El equipo defensor de Cosby ya había planteado el asunto racial, en el 2016, antes de desecharlo rápidamente.
“Procesamos donde la evidencia nos lleva y eso se hizo en este caso”, dijo el martes el fiscal Kevin Steele.
Luego que su primer juicio terminó sin que el jurado alcanzara un veredicto, fue declarado culpable en abril de abusar de la administradora del equipo de baloncesto de la Universidad de Temple Andrea Constand en su mansión a las afueras de Filadelfia en el 2004.
El actor ha enfrentado acusaciones similares de más de 60 mujeres las últimas cinco décadas, pero el caso de Constand es el único que fue a juicio.
En una declaración escrita presentada ante la corte, Constand, de 45 años, dijo que el abuso y los subsiguientes ataques de Cosby a su persona habían aplastado su espíritu, y agregó: “Quizás nunca conozcamos el alcance total de su doble vida como un depredador sexual, pero su reino de terror de décadas como violador en serie ha terminado”.