Biblioteca Central de guardia en vacaciones

21
La lectura para débiles visuales y personas con ceguera, forman parte de algunas actividades permanentes en la Biblioteca Central.

Por: Daniel Castillo

Durante los periodos vacacionales de verano e invierno la gente no acostumbra visitar la Biblioteca Central, salvo el museo que se encuentra integrado, por lo que se modifican las actividades habituales a partir de la próxima semana, informó el director general de la misma, Gabriel López Martínez.
Dijo que aunque se mantienen los programas permanentes de fomento a la lectura, se tiene plenamente identificado que, al iniciar el periodo vacacional de diciembre, la afluencia disminuye considerablemente, por lo que se deja solamente una guardia por las mañanas para continuar con el sistema de préstamos a domicilio y servicios digitales.
“A partir del próximo 20 de diciembre se modifican las actividades de la biblioteca, viene el personal necesario para coordinar el esquema de préstamos de libros y para atender el área digital, donde algunos visitantes acuden ya sea para revisar sus correos o para enviar alguna información, y nos concentramos en el museo”, señaló.
López Martínez reveló que desde el pasado 11 de diciembre el espectáculo del Video Mapping en la Biblioteca se proyectará todos los días a las ocho de la noche, además de que el museo aledaño también estará trabajando de lunes a domingo en su horario habitual: matutino y vespertino.
Estos servicios tendrán unos ajustes durante los días festivos, pues el 24 y 31 de diciembre solamente brindarán servicio por la mañana, y para el 25 de diciembre y 1 de enero, solamente estará abierto a partir de las tres de la tarde, a fin de proporcionar atención a todos los visitantes que llegan a la ciudad capital.
Confirmó que en los servicios de la biblioteca en general tienen ya registrada una media de entre 55 y 60 personas que los visitan diariamente, no se ha modificado en el cierre del año y se han tenido que restringir algunas actividades por la reducción de espacios, aunque a través de las visitas guiadas al museo, aprovechan para mostrar los beneficios y servicios de la biblioteca.
“Quienes nos visitan en el museo piden también la visita a la biblioteca más por los murales, pero aprovechamos a explicarles nuestros servicios y eso nos ha permitido que no baje el promedio de personas que nos visitan. El 80 por ciento de los que vienen es por hacer tareas y el otro 20 por ciento son lectores de lectura recreativa”, destacó.
En la Biblioteca Central se tienen algunas actividades permanentes, como la lectura para débiles visuales y personas con ceguera, así como las lecturas en el balcón, y la transmisión de películas vinculadas con libros, manteniendo vigentes los círculos de lectura.

 

El próximo 20 de diciembre se modifican los programas; el personal coordinará esquema de préstamos de libros y atenderá el área digital