Osorio levanta la mano al ex secretario de Hacienda

19

Israel Navarro/Hidalgo

Unidad” fue la palabra más mencionada entre los priistas de Hidalgo, y en los hechos lo demostraron cuando Miguel Ángel Osorio Chong levantó la mano de José Antonio Meade como precandidato de ese partido a la Presidencia.
En su entidad, con su gente, el ex secretario de Gobernación hizo sentir su peso político, su fuerza al interior del PRI. Los gritos de “¡Osorio! ¡Osorio!” retumbaron más fuerte que los de “¡Pepe! ¡Pepe!”.
A 48 días de que renunciara a su aspiración por la Presidencia, Osorio por fin expresó su apoyo público al ex secretario de Hacienda para la contienda electoral de 2018.
Sin embargo, tenía un semblante cabizbajo, triste, apretaba los labios, pero acató la decisión de que fuera Meade el representante del PRI.
Meade avanzó lento cuando llegó a la sede priista en Pachuca, accedió a tomarse fotos, regaló saludos y abrazos.
Tras varios minutos, el precandidato priista a la Presidencia pasó al centro del escenario, levantó sus manos e invitó a Osorio a que se reuniara con él.
Los asistente estallaron en júbilo, mientras clamaban “¡unidad!. El momento duró apenas unos segundos, pero el mensaje para el priismo y sus adversarios políticos les durará toda la elección.
En la ronda de preguntas y respuestas, la señora Eva juró lealtad a Meade, a quien le comentó: “Te queremos tanto como a Osorio”.
Más tarde, una representante indígena le obsequió a la esposa de Meade, Juana Cuevas, un rebozo que “simboliza que en Hidalgo los queremos y los arroparemos”.
Durante su discurso, las palabras de Meade sobre el respaldo a su nominación sonaron más sinceras que nunca, pues sabe que necesitará del peso político de Osorio, que tiene en varios estados, para salir adelante.
Meade calificó al ex titular de la Segob de “un amigo, a quien aprecio y quiero mucho, y con el que caminaremos juntos a la victoria”.
En ese momento volvió a llamar a Osorio al escenario para fundirse en un abrazo de breves instantes. Al concluir el evento, Meade se dejó querer por los hidalguenses, mientras que Osorio, a paso veloz, abandonó el recinto.
La imagen de unidad duró unos segundos, pero el priismo espera que se mantenga toda la elección.
Por la mañana, el precandidato del PRI convivió con integrantes de la Red de Jóvenes por México.
Desde el parque David Ben Gurión, manifestó a los jóvenes hidalguenses la necesidad de trabajar en conjunto para la plena inclusión social de las poblaciones originarias, respetando y engrandeciendo la cultura de todo el país.
Meade reconoció la aportación de los jóvenes a la historia de México, particularmente de las comunidades de Hidalgo, en donde llevará a cabo diversas actividades, entre las que destaca el foro nacional Puntos de Encuentro, con el tema Equidad e Inclusión.

Milenio Diario