Trágico choque en la Carretera del Golfo

92

Dos personas fallecidas y cinco lesionadas, así como cuantiosos daños materiales, fue el saldo de un fuerte choque entre dos vehículos en la Carretera del Golfo; uno de los conductores estaba ebrio.
Cabe señalar que de las personas muertas, una es una menor de edad y la otra es su madre, quien se encontraba embarazada.
El fatal accidente se registró ayer cerca de las 3:30 horas cuando J.L.LC., de 43 años de edad, circulaba a exceso de velocidad y presuntamente en estado de ebriedad a bordo del automóvil de la marca Chevrolet, tipo Spark, gris, con placas de circulación DJK-1295 del estado de Campeche.
Al transitar en el tramo carretero Carmen-Isla Aguada, a la altura del kilómetro 25, por el exceso de velocidad y el estado de embriaguez en que conducía J.L.L.C., se durmió al volante, lo que ocasionó que invadiera el carril contrario a la circulación y se impactara de frente contra la camioneta Honda, tipo CR-V con matrícula YXY-100-A del estado de Yucatán, donde viajaban siete personas, entre ellas una menor de aproximadamente dos años de edad, quien falleció junto con su madre, quien además estaba embarazada.
Los ocupantes quedaron prensados en la camioneta de donde fueron rescatados por el personal de Protección Civil y de la Cruz Roja; quienes usaron las “quijadas de la vida” para sacar los cuerpos de entre los fierros retorcidos, mientras que el chofer responsable también resultó herido.
Todos los lesionados fueron llevados de emergencia al Hospital General en dos ambulancias de la Cruz Roja, mientras que la camioneta colisionada quedó entre la maleza, y en el interior el cuerpo de la menor y su madre.
La Policía Federal confirmó que entre los lesionados están: Plácido Pérez Flores, de 23 años; Elineo Pérez Flores, de 23; Alan Severino Pérez Dolores, de 18; Atilano Pérez Flores y el chofer del automóvil compacto, Jesús Leonardo L., de 43 años de edad.
Peritos en criminalística, con apoyo de elementos ministeriales y del Servicio Médico Forense, se encargaron del levantamiento de los cuerpos para trasladarlos a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para realizarles la necropsia de rigor.

Información: José Solano