Taxi se queda sin puerta

12
Caro le costó su imprudencia al operador del taxi

La imprudencia de un taxista por intentar rebasar a un camión de bomberos le costará poco más de 20 mil pesos al resultar su vehículo con la puerta dañada.
El percance ocurrió alrededor de las 12:40 horas de ayer cuando el conductor de un automóvil de la marca Nissan tipo Tsuru, habilitado como taxi con número económico TX-641 y placas 6354-BFB, transitaba por la avenida Álvaro Obregón rumbo a la avenida Gobernadores pero antes de llegar a Seguro Social de Santa Lucía, intentó rebasar a un camión de bomberos por la derecha sin la debida precaución.
Al no medir bien su distancia el taxi recibió fuerte golpe del lado izquierdo por el camión de bomberos que iba correctamente en su carril. Ambos conductores se detuvieron para verificar los daños.
Agentes de Vialidad tomaron conocimiento de lo ocurrido y dirigieron el tránsito para evitar otro percance mientras llegaban los ajustadores de seguros, quienes al valorar las pérdidas materiales determinaron que el monto ascendía a 23 mil pesos. No fue necesario turnar el caso ante la Fiscalía.