Enojo por dictamen de muerte por accidente

27
Familiares de la mujer cuyo cuerpo fue encontrado en Tierra y Libertad piden justicia.

Autoridades de la Vicefiscalía de Justicia declararon la muerte de Mary Bernardo González, como un accidente, lo que ocasionó gran enojo de sus familiares por el nulo interés de las autoridades para investigar sobre lo ocurrido en la colonia Tierra y Libertad, pues sus hijos aseguran que fue Marcial Ávalos Hernández quien le quitó la vida con saña, dolo y perversión.
La hija mayor de la víctima, Alexandra Ávalos Bernardo, señaló que durante muchos años su madre fue agredida físicamente por Marcial y que siempre le aconsejó denunciarlo, pero piensa que el sujeto la amenazaba porque siempre tenía miedo de hacerlo, pues señalaba que no le harían caso.
Ahora que las autoridades ministeriales se niegan a investigar su muerte, comprende que su madre tenía razón: las mujeres de la Isla están desprotegidas.
Señaló como una burla que el Ministerio Público señale como un accidente su muerte, pues en el certificado de defunción número 180036827, se indica que no tenía ningún moretón o señal de que fuera agredida, pero ellos mismos revisaron el cuerpo de su madre y se dieron cuenta que sí presenta golpes y rasguños.
Indicaron que además las autoridades no explican cómo la ropa de su madre estaba a pocos metros de su cuerpo inerte y qué hacían sus documentos en una bolsa de plástico, hechos que destruyen la versión oficial de que su deceso se debió a un lamentable accidente, pues señala que se trató de anoxemia por sumersión, es decir se ahogó.
Sus compañeras de trabajo, del bar “La Caleta”, indicaron que Marcial Avalos Hernández llegaba constantemente a buscarla con la intensión de llevársela, muchas veces la golpeo delante de ellas, por lo que respaldan la versión de que Mary Bernardo González fue asesinada a sangre fría, con mucho odio y de la manera más baja.
Reunidos afuera del domicilio en que era velada, los vecinos, amigos y familiares de Mary Bernardo González, exigieron a las autoridades ministeriales que no dejen que Marcial Avalos Hernández quede sin castigo, pues prueba de sus delito es que actualmente es prófugo de la justicia, pues renuncio a su trabajo, se fue de la casa de su madre y no contesta su celular.

Información: Gabriel Viche