Encontronazo en la Morelos

17
Perito de la Policía Municipal determinó que la responsabilidad fue del conductor de la camioneta

Un hombre de aproximadamente 25 años de edad, fue valorado por paramédicos de la Cruz Roja, luego que resultó con posible fractura de pierna izquierda y laceraciones en todo el cuerpo al impactar su motocicleta contra el costado derecho de una camioneta.

La noche del sábado pasado, cerca de las 22:30 horas, un hombre circulaba sobre la avenida 56 a bordo de una camioneta de la marca Ford, tipo Escape, color Gris, con placa de circulación TZW-40-85 del estado de Puebla, quien al llegar a la calle 53, de la colonia Morelos, realizó un corte de circulación para ingresar a dicha calle.

La intempestiva maniobra provocó que el conductor de la motocicleta de la marca Vento, color Negro con Rojo, con placas de circulación WEX8K del estado de Campeche, la cual circulaba en el carril derecho, se impactara

Después del fuerte encontronazo el motociclista quedó tirado sobre el asfalto junto con su ‘caballo de acero’, donde fue auxiliado por personas que presenciaron los hechos y al ver que se quejaba de dolor dieron aviso a la central de 911 para que enviaran el apoyo de una ambulancia.

A su llegada, los rescatistas de la Cruz Roja Mexicana, a bordo de la unidad Cam-45, se encargaron de valorar al hombre de 25 años de edad, quien desafortunadamente resultó con la pierna derecha posiblemente fracturada y con laceraciones en todo el cuerpo por lo que de inmediato fue abordado a la unidad para su traslado al Hospital General.

También llegaron elementos de la Policía Municipal y el perito en turno, quien se encargó de verificar el hecho y en base a reglamento de tránsito y la posición final de las unidades explicó que el conductor de la camioneta era el responsable por cambiar de carril o dirección sin precaución.

Los implicados en el choque decidieron llegar a un buen arreglo para el pago de los daños materiales ocasionados a la unidad de dos ruedas y los gastos médicos del lesionado, por lo que firmaron el desistimiento en el lugar y con ello evitaron que los vehículos fueran trasladados al corralón y el hecho fuera turnado al Ministerio Público.