Choque provoca caos vehicular en Carmen

34
Un instante de distracción fue suficiente para el que conductor del automóvil Sedán provocara una carambola y terminara proyectado contra una camioneta, ayer en la colonia 10 de Julio

Un caos vehicular y daños materiales superiores a los 50 mil pesos fue al saldo de una carambola que se registró sobre la avenida 10 de Julio por calle 17-A, de la colonia Benito Jerez. El conductor de un Jetta inicio marcha sin la debida precaución, ocasionando el impacto de un volquete contra el costado de su unidad y posteriormente fue proyectado contra una camioneta. Ambas unidades quedaron atravesadas a media arteria.
Los hechos se registraron cerca de las 12:25 horas de ayer viernes, cuando L.A.A.D se encontraba estacionado sobre la avenida 10 de Julio a bordo de un automóvil de la marca Volkswagen tipo Jetta, color plata, con placas de circulación DHZ-58 44 del estado de Campeche.
Al iniciar marcha sin la debida precaución para salir de donde se encontraba estacionado, ocasionó el impacto de un camión de la marca Kenworth tipo volteo, color blanco, con placas de circulación CHA-210 del estado de Campeche, conducido por J.C.L.J.
Después del fuerte impacto, el vehículo Jetta fue arrastrado y proyectado contra la parte del costado derecho trasero de una camioneta de la marca Nissan tipo X-Trail, color plata, con placas de circulación DJA-2838 del estado de Campeche, conducido por W.R.F.
En el fuerte choque las unidades involucradas quedaron atravesadas a media arteria, obstruyendo el paso vehicular por más de media.
Afortunadamente no se registraron personas lesionadas, en tanto los automovilistas afectados dieron parte a la central de 911.
Más tarde llego el perito en turno, quien se encargó de verificar el hecho y debido al caos vehicular, tomó gráficas del choque, y ordenó la movilización de las unidades para liberar el paso vehicular y en base al reglamento de tránsito y la posición final de las unidades dio como responsable al conductor del Jetta por iniciar marca sin la debida precaución.
Como los implicados no llegaron a un buen arreglo, para el pago de los daños materiales ocasionados a las unidades afectadas, el perito en turno ordenó el traslado de las mismas al corralón municipal, turnando el hecho al Ministerio Público para los trámites legales correspondientes.