Ultimatúm: EU da a Rusia 60 días para cumplir tratado

4

Estados Unidos advirtió ayer a Rusia que tiene 60 días para empezar a cumplir con un histórico tratado de misiles nucleares o Washington abandonará el pacto signado por ambos países.
En el marco de las conversaciones de la OTAN en Bruselas, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó a Rusia de cometer un “engaño en sus obligaciones de control de armas” bajo el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio de 1987 (INF, por sus siglas en inglés).
Pompeo dijo que en 60 días Washington activaría un plazo de seis meses para salirse del pacto.
“Nuestras naciones tienen una opción: o escondemos la cabeza en la arena o actuamos con sentido común en respuesta al flagrante desprecio de Rusia por los términos expresados en el Tratado INF”, afirmó Pompeo ante los periodistas en la capital belga. Pompeo habló después de que los aliados de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) apoyaran el argumento de Washington de que Rusia violó los términos del tratado.
Washington ha compartido con sus aliados de la OTAN pruebas de inteligencia de que el nuevo misil de crucero ruso SSC-8 disparado desde tierra podría dar a Moscú la capacidad de lanzar un ataque nuclear en Europa con poco o ningún aviso. El INF es un tratado bilateral entre Washington y Moscú que prohíbe todos los misiles balísticos y de crucero terrestres con un alcance de entre 500 y 5,500 kilómetros. Rusia sostiene que el alcance del nuevo sistema no supera los 500 kilómetros. Pompeo añadió que Washington “acogería con agrado un cambio de actitud ruso”, pero que no ha visto señales de ello.
La OTAN pasó la pelota de la continuidad del acuerdo a Rusia, después que, en octubre pasado, el presidente estadunidense, Donald Trump, anunciara su intención de retirarse y aumentar su arsenal nuclear “hasta que la gente recobre el juicio”. Además, exhortaron a Moscú a “regresar urgentemente al cumplimiento pleno y verificable. Corresponde a Rusia preservar el tratado INF”. “Rusia tiene ahora una última oportunidad de volver a cumplir con el tratado INF, pero también debemos empezar a prepararnos para un mundo sin el tratado”, dijo en rueda de prensa el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, al término de la reunión. El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, indicó en esta misma línea que si Moscú no responde en el plazo que corresponde con la próxima reunión de los ministros de Defensa de la OTAN en febrero, responsabilizarán a Rusia del fracaso. El gobierno de Estados Unidos fija ahora un calendario de 60 días para iniciar su salida, días después que Trump expresara su deseo de conversar con el presidente ruso, Vladímir Putin, y con el mandatario chino, Xi Jinping, “para evitar una carrera armamentística importante e incontrolable”. Detrás de sus preocupaciones, no está solo Moscú, sino también Pekín “que no está bajo el paraguas del INF”, según una fuente de la Alianza, para quien el tratado representa una forma “de tener las manos atadas para Rusia y Estados Unidos, frente a China”. “No tiene ningún sentido que Estados Unidos continúe en un acuerdo que limita nuestra capacidad a actuar ante violaciones cometidas por Rusia”, subrayó Pompeo, para quien las acciones rusas “socavan la seguridad nacional” de su país. Y ADEMÁS SENADORES DUDAN DE PRÍNCIPE SAUDITA Los senadores republicanos Bob Corker, presidente del Comité de Relaciones Exteriores, y Lindsey Graham, aliado de Trump, afirmaron ayer, tras ser informados a puertas cerradas por la CIA, no tener “ninguna duda” de que del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán (MBS), ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. “Si MBS estuviera frente a un jurado, sería condenado en menos de 30 minutos”, aseguró Cork