Trump “castigará” a países que lo critiquen en la ONU

24
Nuevas protestas de palestinos en la ciudad de Ramalá, en Cisjordania.

Agencias/Washington, Estambul

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con cortar el financiamiento a aquellos países que apoyen una resolución de Naciones Unidas que condene el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Washington.
En declaraciones en la Casa Blanca, Trump denunció a “todas estas naciones que toman nuestro dinero y luego votan contra nosotros en el Consejo de Seguridad y potencialmente votan contra nosotros en la Asamblea General de la ONU.
“Toman cientos de millones de dólares e incluso miles de millones de dólares y luego votan contra nosotros. Bien, estaremos observando esos votos”, advirtió. “Déjenlos votar en contra nuestra. Ahorraremos un montón. No nos importa”, retó el mandatario estadunidense.
La Asamblea General de la ONU sostendrá hoy una sesión de emergencia para votar un proyecto de resolución que rechaza la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, después de que Estados Unidos vetó una medida similar —que era apoyada por los 14 miembros restantes— en el Consejo de Seguridad que le hubiera exigido a Trump rescindir su declaración ilegal y no trasladar la embajada de Tel Aviv a la ciudad santa.
Turquía y Yemen solicitaron la reunión urgente de la Asamblea en nombre del grupo de países árabes y la Organización de Cooperación Islámica (OCI).
Al igual que el texto que presentó Egipto ante el Consejo de Seguridad, el proyecto de resolución que votará la Asamblea de 193 países no menciona la decisión de Trump, pero expresa “una profunda preocupación sobre las recientes decisiones acerca del estatuto de Jerusalén”.
La embajadora de EU ante la ONU, Nikki Halley, advirtió el martes a través de un tuit que informaría a Trump de los países que respaldaron el proyecto de resolución, en una acción que el canciller palestino, Riyad al Malki, denunció como “amenazas” de Washington a miembros de la Asamblea antes de la votación de hoy.
Haley amenazó a través de una carta a los estados miembros de la ONU con represalias si apoyan la resolución, al argumentar que Trump toma la votación de hoy como “asunto personal”.
Tanto la carta de Haley a la mayoría de los 193 estados miembros como su tuit suscitaron fuertes críticas de los cancilleres palestino y turco, quienes volaban a Nueva York para asistir a la votación en la Asamblea General.
El canciller turco, Mevlut Cavusoglu, expresó a la prensa en el aeropuerto Ataturk de Estambul que “ningún Estado honorable cedería a semejante presión. El mundo ha cambiado. La certeza de que ‘soy fuerte, por lo tanto tengo razón’, ha cambiado. El mundo se rebela contra las injusticias”.
A diferencia del Consejo de Seguridad, las resoluciones de la asamblea no son vinculantes, pero reflejan la opinión del mundo.
En la carta del miércoles, que según trascendidos fue enviada a 180 países, Haley dijo que su gobierno “simplemente les pide que reconozcan la amistad histórica, la asociación y el apoyo que hemos extendido y respeten nuestra decisión acerca de nuestra propia embajada.
“El presidente observará esta votación cuidadosamente y me ha pedido que informe sobre los países que votaron contra nosotros”, escribió en la nota obtenida por la agencia de noticas The Associated Press (AP). Su tuit del martes fue más enérgico: “En la ONU siempre se nos pide que hagamos más y demos más. Por eso, cuando tomamos una decisión por voluntad del pueblo estadunidense sobre dónde situar nuestra embajada, no esperamos que aquellos a quienes ayudamos nos ataquen. EU anotará los nombres”.
Desde Jerusalén, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) rechazó la amenaza realizada por la Casa Blanca.
“El presidente Trump debería saber que hay cosas que no están en venta o sujetas a chantajes, en particular cuestiones de principios, legalidad y moralidad”, criticó la integrante del Comité Ejecutivo de la OLP, Hanan Ashrawi, en un comunicado.
“La extorsión es la manera más efectiva para que EU se aísle aún más y debilite su influencia y posición a nivel global”, advirtió Ashrawi en la nota en la que aseguró que los palestinos no serán “disuadidos ni intimidados”.

Milenio Diario