Trump arremete otra vez contra Amazon

15

Agencias/México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto este sábado a acusar a Amazon de estafar al servicio postal nacional y ha considerado que el diario The Washington Post actúa como lobby del gigante de comercio electrónico, con quien comparte dueño, el millonario Jeff Bezos. Trump ha emitido sus polémicos mensajes en Twitter mientras se encuentra en su club privado de Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida).
Trump tuiteó que el Servicio de Correo perderá un promedio de 1.50 dólares por cada paquete de Amazon que entrega.
“Se está informando de que el servicio postal de Estados Unidos perderá en promedio 1,50 dólares por cada paquete que entregue para Amazon. Eso equivale a miles de millones de dólares”, ha dicho Trump en la red social Twitter.
Trump ha hecho referencia a un artículo de The New York Times basado en un informe de Citigroup y en el que se explica que los precios de envío de paquetes en el servicio postal nacional están por debajo del precio del mercado, lo que desemboca en beneficios para Amazon, que es uno de sus clientes principales. El Servicio Postal estadunidense, una agencia independiente del gobierno federal con 500 mil empleados, registró en 2016 unas pérdidas de 5 mil 600 millones de dólares.
“Si el (Correo) ‘aumentara el precio para paquetes, el costo de envío de Amazon aumentaría en 2.600 Millones’. El fraude del Servicio de Correo debe de acabar. ¡Amazon debe de pagar verdaderos costos (e impuestos) ahora!”.
Un portavoz del Correo rehusó comentar al respecto.

DEPENDENCIA DEL SERVICIO DE PAQUETERÍA
Amazon depende del envío de paquetes, y un aumento del costo de este servicio ciertamente le afectaría negativamente. Aparte del correo estatal, Amazon utiliza mensajerías privadas como FedEx, UPS y otras empresas.
Pero si bien el correo ha perdido dinero durante 11 años, esto no se debe al servicio de paquetería, que le ha resultado rentable.
Alentado por el comercio en línea, los ingresos del correo han aumentado en dos dígitos debido a la entrega de paquetes, pero eso no ha bastado para contrarrestar los costos de pensión y salud así como los declives en el área de cartas de primera clase y correo de publicidad. Aunados, las cartas y el correo de publicidad suman más de dos tercios de los ingresos del Servicio de Correo.

“OBSESIONADO” CON EL GIGANTE DE COMERCIO ELECTRÓNICO
No es la primera vez que Trump arremete contra Amazon, a quien ha criticado por “no pagar impuestos” por sus ventas en internet y provocar la pérdida de empleos en ciudades de todo Estados Unidos. Este mismo jueves, el mandatario ha responsabilizado a Amazon de la pérdida de “muchos miles” de negocios minoristas. Además, Trump ha considerado este sábado que el diario The Washington Post, propiedad de Bezos, está haciendo campaña en favor de la empresa como un lobby o grupo de presión y, por ello, ha exigido al diario que se registre oficialmente como tal.
El diario, al que Trump ha llamado “el falso Washington Post”, se ha defendido de las acusaciones del mandatario y ha asegurado que opera de forma independiente a Amazon, aunque pertenezca a Bezos. El valor de Amazon en bolsa se ha visto perjudicado esta semana por los ataques de Trump. El miércoles, el portal Axios publicó un artículo en el que afirmaba que Trump estaba “obsesionado” con Amazon y, en reacción, la compañía experimentó dos retrocesos seguidos en Wall Street con una caída de 4%.
Según Axios, los amigos millonarios del mandatario expresaron sus preocupaciones por la situación de sus negocios, “destruidos” por el control cada vez mayor de Amazon en el sector de la distribución.
Los ataques públicos del presidente están pasando factura a la cotización de la compañía, que lleva dos días bajando en la Bolsa de Nueva York. Durante la campaña electoral, el magnate inmobiliario se jactó de saber aprovechar la regulación para pagar los mínimos impuestos posibles y rompió la tradición de transparencia de los candidatos presidenciales al negarse a mostrar su declaración de fiscal.
Las quejas de Trump se dan un día después de que un sitio web reportó que el mandatario quiere frenar el creciente poder de la compañía usando leyes federales antimonopolio.
Con esta enemistad, Trump suma un contrincante más a su larga lista de empresas, países y personas contra las que ha arremetido, entre ellas China, The New York Times, México y los dreamers, entre otros.

Financial Times / Milenio Diario