“Solo muerto bajarán de la contienda a Anaya”

26
El queretano y su apoderado legal, entre otros panistas, en el informe del gobernador Miguel Márquez

Silvia Arellano y Selene Flores/México

No me van a detener”, respondió Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, tras el video difundido por la PGR, en el que se le ve en las instalaciones de la procuraduría, acto que calificó de “vulgar maniobra de guerra sucia” del gobierno priista.
En entrevista, luego de asistir al informe del gobernador del Guanajuato, Miguel Márquez, señaló que la administración federal ha convertido a la procuraduría en la oficina de guerra sucia del Revolucionario Institucional.
“Es verdaderamente vulgar lo que están haciendo, es francamente lamentable, y les digo con toda claridad, no me van a detener, voy a seguir avanzando con fuerza, con determinación; voy a ser presidente de México y habrá justicia en nuestro país. Los corruptos van a pagar las consecuencias”, aseguró.
El panista resaltó lo que Diego Fernández de Cevallos declaró en entrevista con Ciro Gómez Leyva: “Ya dijo Diego la manera en que me pueden detener, revisen su declaración”.
El asesor legal de Anaya mencionó que la única forma que tienen para quitarlo de la carrera por la Presidencia es matándolo.
“Esta andanada de descalificarlo, tirarlo, déjenme decirlo. La única forma que tienen para quitar a Ricardo Anaya es matándolo, ya no le anden buscando pechos a la culebra. Para que lo entienda el gobierno, pueden sacar todo el baño de lodo, a Ricardo Anaya solo lo quitan el día de la elección muerto, no va a haber otra manera, punto”, expresó.
Fernández de Cevallos recordó que el domingo pasado Anaya se presentó ante la PGR para exigir información sobre las investigaciones por su presunta participación en lavado de dinero, y reiteró que fue él quien al final del trámite administrativo soltó: “hijos de puta”.
Aseguró que la expresión altisonante no fue contra ningún funcionario de la Seido, sino para “la institución, y que quede claro, si analizan la voz, verán que no es la de Anaya, es la mía.
“No, no, no. Primero, no es contra el funcionario (el insulto) que nos atendió, porque fue absolutamente atento, educado, formal, alegre, se oyen hasta carcajadas, así que no fue para él. Yo fui el que dije ‘son unos hijos de puta’, pero además, no refiriéndome naturalmente a que se está tratando de él, sino al contexto de una procuraduría que está usando todo su poder, ahora, hasta sus videos internos, sus cámaras de grabación, para tratar de distraer lo que realmente está de fondo. No es cierto, absolutamente, que fuera necesario el video para que se conociera la verdad que tiene que saber el pueblo”, expresó.
Agregó que “si el PRI tiene pruebas contra el aspirante panista, debe consignarlo de inmediato ante un juez y no cuando sea presidente”.
Mientras, Anaya insistió en que José Antonio Meade sí desvió más de 500 millones de pesos cuando era secretario de Desarrollo Social, “además de ser un acto de corrupción, fue un acto inhumano, porque ese dinero debía ir a la gente más pobre de nuestro país.
“Qué casualidad que el día que justamente la Auditoría Superior de la Federación entrega esas pruebas a la Cámara de Diputados es cuando inició esta guerra de mentiras, falsedades en mi contra”.
El panista exigió que se proceda contra quienes han cometido actos de corrupción y reiteró que no acudirá a la PGR, porque no está acusado de ningún delito.
“Este video es una prueba clarísima de que lo que han estado inventando en los últimos 10 días, que han repetido hasta el cansancio, no son más que vulgares mentiras. Es guerra sucia orquestada por el PRI, el gobierno federal y convirtieron a la PGR en la oficina para hacer su guerra sucia”, refirió.

Milenio Diario