“Sin TLC le irá mal a EU, pero peor a México”

22

Luis Moreno/México

El ex presidente Carlos Salinas de Gortari advirtió que cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) conllevará peores consecuencias para México que para Estados Unidos, no solo en el ámbito económico, sino ante un rompimiento histórico de una relación basada en reglas y no en humores.
En entrevista en el Asalto a la razón, con Carlos Marín, destacó que el acuerdo comercial es responsable de alrededor de 300 mil millones de dólares de inversiones y de la creación de millones de empleos, por lo que, de matarlo, el país vecino perderá, pero más México.
“Más de 6 millones de empleos en Estados Unidos dependen de esa relación comercial, las cifras hablan por sí mismas, cada día exportamos mil 500 millones de productos hechos en México a Estados Unidos”, afirmó.
Salinas de Gortari señaló que los trabajadores mexicanos en las industrias de exportación reciben salarios 40 por ciento mayores a los del promedio de la economía, por lo cual son también beneficiarios del tratado.
“Cuando digo que las repercusiones en México serán peores que en Estados Unidos no solo me refiero en la parte económica, sino a que se perderá esa forma de relacionarnos, una relación basada en reglas, no en caprichos ni en humores del momento”, subrayó.
El ex mandatario mexicano afirmó que el TLC ha sido un acuerdo en el que, en lugar de que las finanzas definieran el comercio, como ha ocurrido mundialmente, pasó completamente lo opuesto.
“Llegaron los gobiernos a tratar de acomodar sus decisiones a esta realidad, el tratado invirtió las circunstancias y dio certidumbre de mediano y largo plazos para poder tomar decisiones, ese fue un aspecto esencial”, dijo.
La relación histórica de México con Estados Unidos, comentó, se puede definir a través de conflictos, pues en el siglo XIX, “en una guerra totalmente injusta, ellos se llevaron la mitad de nuestro territorio; después, en 1914, invadió Veracruz; en 1916, la expedición contra Villa”.
“Históricamente una relación de conflicto, de permanente dependencia en el humor y carácter de quien gobernaba el país y los intereses ahí creados respecto de México”, expresó.
Salinas aseguró que el tratado permitió que esa circunstancia cambiara y que la relación se diera a partir de acuerdos claramente establecidos, con lo cual fue “la primera ocasión en nuestra historia que Estados Unidos aceptó que con México se tenía que relacionar institucionalmente, por medio de reglas”.
Relató que un evento que tuvo mucha influencia en que él accediera a negociar el TLC fue la caída del muro de Berlín, puesto que ese hecho estaba dejando de lado lo que ocurría en la región norteamericana.
El ex presidente consideró que México está en una circunstancia muy desafortunada por la renegociación del TLC, no solo por la personalidad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sino por el momento que atraviesa ese país.
“La llegada del presidente Trump a la presidencia de Estados Unidos ha significado un cambio que no solo es de humor, en términos del carácter del presidente Trump, a quien los propios estadunidenses han calificado de mentiroso, ignorante, amante de evitar la verdad y solo promover sus intereses particulares”.
Más allá de ese aspecto, refirió, Estados Unidos enfrenta un cambio en su economía después de haber encabezado la apertura mundial junto con los países industrializados, al pasar a una cerrazón y casi autarquía.
Agregó que el equipo negociador estadunidense deja mucho que desear en su competencia y su mínima compresión de los fundamentos de la economía, ya que su déficit comercial no se debe al tratado, sino al gasto que hace y por no tener un mecanismo eficiente de ahorro.
Respecto a la cláusula de terminar el acuerdo cada cinco años, que propuso Estados Unidos en esta renegociación, dijo que no es aceptable y México debe defender el tratado comercial.

Milenio Diario