Sexta ronda de negociaciones deja pendientes

25

Luis Moreno/Montreal

A pesar de los avances en varios temas sensibles, la sexta ronda para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) quedó por debajo de las expectativas, ya que concluirá solo con un capítulo y un anexo sectorial cerrados, que son anticorrupción y tecnologías de información, respectivamente, reportaron a sus jefes los equipos técnicos negociadores.
Las mesas de trabajo concluyeron y están en espera de presentar los avances técnicos de una semana de negociación a los principales funcionarios encargados: por México, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo; por Canadá, la ministra de Asuntos Globales, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.
El anexo sectorial sobre tecnologías de información establece métodos de cooperación e impulso entre los tres países.
Con ese capítulo se tienen tres cerrados y un anexo sectorial de los 30 temas con los que empezó el acuerdo, pues previamente se concretaron los de Pyme y competencia.
Ayer, Lighthizer aprovechó para reunirse con congresistas de Estados Unidos y abordar temas que se discuten en la modernización, como aspectos laborales y la continuidad del acuerdo, de cara a las reuniones ministeriales que sostendrá hoy lunes con Guajardo y Freeland.
Lighthizer tiene confianza en las negociaciones del acuerdo y no descarta la idea de extender las negociaciones, dijo Dave Reichert, congresista republicano después de reunirse con el representante comercial de EU.
“No creo que el tema del tiempo sea importante. La cuestión es discutir la verdadera sustancia de la negociación”, dijo a su vez el congresista demócrata Sander Levin.
Mientras que Bill Pascrell, representante en la cámara baja de Estados Unidos, señaló que los trabajos estadunidenses se han convertido ahora en trabajos mexicanos, pero que el TLC ha sido bueno para ambos países.
A inicios de la ronda, Kenneth Smith, jefe técnico negociador de México, dijo que se registraban avances en muchos temas de la modernización del tratado, como por ejemplo en materia de telecomunicaciones, comercio digital, mejoría regulatoria y barreras al comercio.
“Creemos que hay espacio para llegar a un acuerdo, simplemente tiene que haber disposición de todas las partes y se seguirá trabajando de forma constructiva”, puntualizó hace unos días.
A su vez, el presidente del Consejo Consultivo de Negociaciones Internacionales del CCE, Juan Pablo Castañón, indicó que si la voluntad política lo permitiera, ya se hubiera cerrado casi una tercera parte de los temas que se discuten, pero no se debe apresurar.

Milenio Diario