Rabia colectiva, asunto de salud pública: Narro

49

Blanca Valadez/México

El estado de ánimo de los mexicanos es de “molestia generalizada, de fastidio, enojo, inconformidad y de rabia”, al grado de que se ha convertido en un asunto de salud pública, aseguró el secretario José Narro Robles.
En entrevista con Carlos Marín en El asalto a la razón, detalló que llamó a ministros y secretarios de Salud de Iberoamérica, reunidos en Cartagena de Indias, Colombia, a hacer algo, porque “el mundo está enojado y México no está fuera de ese radar”.
“Sí hay malestar, hay encono, hay resentimiento, hay situaciones que nos incomodan. El tema de la delincuencia es otro, ese no es nuevo. Lo que yo podría reconocer como novedoso es que sí hay un estado de ánimo de molestia, de malestar muy generalizado”, aclaró.
El titular de la Secretaría de Salud destacó que ese “malestar y enojo colectivo”, de “encabronamiento social” —como lo llamó Carlos Marín—, nada tiene que ver con el crimen organizado, que “se ha agudizado, aumentado de grado, incluso de severidad”.
“Vemos cosas que no estábamos acostumbrados a ver, vemos que desaparecen personas, que se actúa con una crueldad fuera de cualquier mínima proporción humana. Eso es cierto, yo no quiero minimizar el tema”, dijo.
Para el funcionario federal “esta sensación de fastidio, de enojo, de inconformidad, de rabia que prevalece en muchas sociedades, efectivamente tiene que ver, sin que sea una responsabilidad de la Secretaría de Salud, con un asunto de salud pública”.
En la actualidad, comentó, la salud mental ha tomado relevancia en la agenda de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el incremento de casos asociados con “ese desarreglo emocional que afecta, necesariamente, la vida de la persona y de la comunidad”.
Cuando el director general editorial de Grupo MILENIO le preguntó cómo resolver “lo que clínicamente se llama encabronamiento colectivo” y por dónde empezar, Narro Robles respondió que regresando al estado de derecho.
“Yo creo que, como ya se volvió un lugar común, los problemas de la democracia se resuelven con más democracia; los de la educación con más educación y los problemas de la comunicación y de la información se tienen que resolver con más y mejor comunicación.
“Se requiere de un esfuerzo colectivo para enfrentar dicha problemática en México. Ese es un tema en el que estamos todos… yo lo digo de forma menos técnica de como tú lo dices, Carlos, pero de este enojo, malestar y rabia colectiva que tenemos hay que combatirla informando de manera veraz y oportuna”, con la posibilidad de rectificar.
“La corrección de algo, por ejemplo, regresar al estado de derecho; por ejemplo, combatir muchas prácticas que son inconvenientes y tienen que ver con corrupción, que tienen que ver con impunidad, y en mi opinión devolverían la confianza de la sociedad”, manifestó.
Para el ex rector de la UNAM el acceso a las redes sociales es parte de los ingredientes de la problemática de salud pública en la sociedad, debido a que informan y también desinforman.
“En aras de ese derecho de libertad de expresión, de libre pensamiento y de prensa, que yo defenderé permanentemente, en ocasiones se comenten excesos” al difundir y replicar imágenes, mentiras, montajes falsos que tienen consecuencias severas, comentó.
Narro Robles puso como ejemplo cuando se suministra un medicamento a un paciente: se sabe que le hará bien, pero hay casos en los que se presentan efectos secundarios y reacciones inesperadas.
Comentó que lo mismo sucede con las colectividades que se han transformado a partir de los medios de comunicación, con las redes sociales, al obtener información al instante de miles y millones de personas.
“Estamos comunicados en tiempo real; viendo las cosas de la parte más remota del planeta y, al mismo tiempo que tenemos esa gran ventaja, tenemos una enorme dificultad para realmente comunicarnos. Entonces eso tiene que ver con la salud social, con la salud de la República, con la salud del mundo”, puntualizó.

Milenio Diario