Pleito EU-Canadá afecta las negociaciones del TLC: CCE

6

Eduardo de la Rosa y Luis Moreno/México

Los problemas y diferencias que han mostrado Estados Unidos y Canadá durante los últimos días afectan la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), advirtió Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).
“Estas diferencias afectan el avance de la negociación, dado que ha hecho más lento el poder concluirla”, comentó en conferencia telefónica.
Destacó que existe un serio problema sobre la posición en el libre comercio por parte de Estados Unidos ante el mundo, lo que involucra al TLC.
“Por el momento no vemos que Estados Unidos quiera salirse del tratado, lo que sí prevemos es que endurecerá su discurso sobre el libre comercio y su relación con el mundo”, dijo Castañón.
Señaló que existe una primera crisis de comercio mundial, misma que se tiene que atender. “No quiere decir que es una postura de la Casa Blanca respecto al TLC, es una visión de EU hacia el mundo”.
Añadió que en el interior de Estados Unidos ha habido manifestaciones de distintos políticos, incluso republicanos, quienes están contra un cambio de visión y que quieren seguir con el libre comercio.
“Esta es una discusión interna de EU que ha tenido repercusiones con sus aliados”, comentó.

CAMBIO DE ESTRATEGIA
Para el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, es necesario tener una estrategia política y un buen marco legal para enfrentar los desequilibrios del ambiente internacional que amenazan al país.
Durante su participación en la 15 Rueda de Negocios del programa Conéctate al Turismo, el dirigente empresarial dijo que teniendo estas estrategias se pueden ubicar los desequilibrios que se generan en el exterior, mismos que “lastiman” a las empresas del país .
“La presión de Donald Trump y los problemas estructurales del país como pobreza, bajo crecimiento, inseguridad y corrupción, reclaman acciones; reconocer que el TLC puede terminar no el fin del intercambio económico de la región, pero sí el inicio de la construcción de otro marco legal para la integración”, explicó.
Expuso que ante la complicada renegociación del TLC, México debe modificar sus estrategias políticas para que paulatinamente pueda ubicar los desequilibrios del exterior y no se generen escenarios económicos complicados que lastimen a las empresas.
Indicó que es necesario que todos los actores de la economía trabajen en diseñar un nuevo programa económico basado en la fortaleza interna del país. “La clase política no ha fallado en el diagnóstico, el problema es que la administración pública no ha logrado solucionar los desequilibrios”.
Recordó que en un mes se habrá terminado el proceso electoral, por lo que “las descalificaciones políticas no servirán para enfrentar los desafíos reales que atentan contra el bienestar y desarrollo de México. Será el momento para que quien gane la elección actúe con responsabilidad”.
Cervantes destacó que la magnitud de la inseguridad — como el descarrilamiento de trenes— no se ha encontrado en los debates. “Lo que hace falta es eficacia para solucionar los problemas”.

NO ACABARÁ DESDE EU
Aunque en público el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha externado su intención de negociar por separado con México y Canadá el TLC, no ha manifestado la postura de querer terminarlo, afirmó Eugenio Salinas, secretario del Consejo Consultivo de Negociaciones Internacionales.
“En días pasados ha habido muchas denuncias y categorizaciones fuertes entre los asesores del presidente Trump, pero en varias ocasiones se reiteró que no hay intención de salir del tratado”, subrayó.
En el seminario El reto del desarrollo en la economía global dijo que abandonar el acuerdo implicará un costo político y eso ha ayudado a que siga vigente.
El integrante del llamado cuarto de junto comentó que el TLC sigue funcionando, y las inversiones y el comercio entre los países no se han detenido sino que siguen creciendo.
Respecto de los aranceles impuestos por Estados Unidos a la internación de acero y aluminio mexicanos, dijo que aún es prematuro conocer las afectaciones.
No obstante, indicó que tras la respuesta de México de aplicar aranceles a distintos productos estadunidenses como la carne de cerdo, se está buscando la proveeduría de países como España y Dinamarca.
Calificó de sensato al gobierno mexicano, pues evaluó los productos a los cuales les pondría aranceles y a cuales no, para no afectar demasiado a las industrias y no impactar en los precios.

Milenio Diario