“Persisten mala educación e indignantes corruptelas”

7
Luis María Aguilar Morales encabezó el homenaje al jurista Mariano Otero Mestas.

Redacción/México

Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), afirmó que en el México actual persiste la mala educación en la población, el mal diseño de las instituciones, así como “una indignante corrupción de algunos gobernantes y
empresarios”.
Al encabezar el homenaje al jurista Mariano Otero Mestas en el bicentenario de su nacimiento, en el Teatro Degollado y en el contexto de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el ministro advirtió que en dichas prácticas también los jueces tienen responsabilidad, tras señalar que ningún derecho puede ejercerse efectivamente si se carece de las garantías mínimas de bienestar social.
Acompañado de los ministros Eduardo Medina Mora, Javier Laynez Potisek y Alberto Pérez Dayán, quien coordinó los festejos, el presidente de la Suprema Corte subrayó que “es doblemente lacerante la pobreza extrema en que se encuentran muchos de nuestros compatriotas; la falta de oportunidades a generaciones de jóvenes que no estudian ni trabajan, la ausencia de condiciones dignas en el trabajo, y la discriminación que aún sufre la mujer”, sostuvo.
Añadió que en la misma situación se encuentran los indígenas, las personas con discapacidad, las minorías sexuales, y otros grupos que están marginados del desarrollo o discriminados en el ejercicio pleno de sus derechos humanos.
“Se trata de evitar que la autoridad ejerza su poder de manera despótica, caprichosa, sin límite alguno, sin frenos ni contrapesos, sin rendición de cuentas. De ahí la importancia de la labor que desempeñamos todos los jueces en las distintas instancias jurisdiccionales del país para cumplir y hacer cumplir la ley”.
Es este contexto, el ministro presidente señaló que solo con unidad el país puede enfrentar los problemas que le aquejan, más allá de las diferencias políticas, de la diversidad de opiniones o las clases sociales, toda vez que, dijo, cualquier solución a los problemas comunes demanda la acción colectiva.
Por ello subrayó que no es la división de los mexicanos ni la confrontación irracional o “la actitud egoísta de los actores políticos”, lo que logrará el triunfo común, sino la unidad, aquella que, dijo, pregonaba Mariano Otero Mestas, la que permitirá a México superar con éxito los retos de la historia.
“Así lo hicimos en el pasado frente a los enemigos que acechaban la soberanía nacional; así lo hemos demostrado en días recientes cuando fuimos golpeados por la naturaleza y el pueblo de México, una vez más, respondió generosamente a través de la solidaridad y la unidad”, dijo.
Aguilar Morales citó al jurista homenajeado, quien calificó a México como un país rico y con todas las posibilidades de convertirse en una nación próspera y desarrollada; sin embargo, dichas posibilidades estaban condicionadas por “una injusta distribución de la riqueza, una mala organización de la propiedad y la improductividad.
“En las consideraciones sobre la situación política y social de la República Mexicana del año 1847, afirma (Otero Mestas): nada bueno puede haber en un país donde por la falta de una pronta y recta administración de justicia no existe de hecho la base fundamental de toda sociedad organizada, que es la garantía de la vida y de la propiedad”, señaló el ministro presidente.

Milenio Diario