Peña y AMLO arman frente por buen TLC

11
El virtual presidente electo recibió a la delegación de EU en la casa de transición

Redacción/México

El canciller Luis Videgaray afirmó que el gobierno de Enrique Peña Nieto trabajará en un “frente común” con el equipo de Andrés Manuel López Obrador para lograr un buen acuerdo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
En un mensaje conjunto con el secretario de Estado estadunidense, Michael Pompeo, manifestó la intención de la actual administración de avanzar a paso acelerado a fin de cerrar las discusiones sobre el pacto comercial.
“El presidente Enrique Peña Nieto ha acordado con el virtual presidente de México, el licenciado Andrés Manuel López Obrador, trabajar como un solo frente, hacer un frente común por México, y así es como estamos trabajando con Estados Unidos”, detalló.
El secretario de Relaciones Exteriores precisó que en la reunión en Los Pinos, la primera parada en la visita de ayer de la delegación estadunidense, Peña Nieto ratificó a Pompeo el compromiso de promover, hasta el último día de su mandato, el fortalecimiento de la relación.
Destacó el tema de la modernización del TLC, en el que “el Presidente reiteró su compromiso para seguir trabajando a paso acelerado para lograr la exitosa renegociación de dicho tratado lo más pronto que sea posible”.
Respecto a la política de migración, Videgaray comentó que el mandatario federal resaltó la situación de los niños que han sido separados de sus padres en la frontera y que pidió al secretario de Estado hacer los máximos esfuerzos para lograr la reunificación familiar.
En su turno, Pompeo afirmó que su visita a México era prioridad del gobierno de Donald Trump para empezar a establecer lazos con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con quien confía llevar una buena relación, y felicitó al país por la “elección histórica” del pasado 1 de julio.
“Esperamos seguir trabajando con Andrés Manuel López Obrador después de su toma de posesión el 1 de diciembre; por lo tanto, para mí era una prioridad y para mi equipo venir a México después de las elecciones para comenzar a establecer esa relación con él y con su equipo”, expresó.
Ayer, el funcionario arribó a la Ciudad de México acompañado por los secretarios del Tesoro, Steven Mnuchin, y de Seguridad Interna, Kirstjen Nielsen, además del asesor principal y yerno de Trump, Jared Kushner.
En la conferencia comentó que acordó con Peña Nieto seguir colaborando hasta el final de su mandato con el objetivo de mejorar la relación bilateral para lograr objetivos comunes en comercio, seguridad, tráfico de drogas y migración.
“Hablamos de cómo Estados Unidos y México pueden trabajar para lograr objetivos comunes, creando más desarrollo económico, buenos trabajos y oportunidades para sus ciudadanos; el gobierno de Trump seguirá trabajando de forma muy estrecha con el presidente Peña Nieto”, dijo.
Pompeo reiteró que la modernización del TLCAN es una prioridad, ya que “todos estamos de acuerdo en que Norteamérica siga siendo una región competitiva”.
Se comprometió a trabajar por la seguridad a ambos lados de la frontera, mediante el combate al crimen organizado, que “trafica drogas, armas y seres humanos”, y quienes son responsables de esparcir la violencia.
Asumió la responsabilidad del gobierno estadunidense para frenar la demanda de drogas, por ello resaltó que el presidente Trump está comprometido a prevenir su consumo.
Aseguró que se trabajará con Guatemala, El Salvador y Honduras para reducir la inseguridad y la violencia y mejorar las condiciones económicas para “reducir la migración que socava la seguridad en EU y México. La reunión de hoy reafirma que ambos países somos vecinos, socios y amigos”.
En entrevista con Televisa, el secretario de Estado afirmó que alcanzar un acuerdo en el TLCAN permitirá acabar con “un tema molesto” en la relación bilateral y resaltó que este asunto es prioridad para Peña Nieto y López Obrador.
Sobre si le preocupa el pacto comercial, señaló: “Tenemos que hacerlo bien. El presidente Trump lo considera una prioridad, así como hacerle cambios, pero se ha avanzado mucho al respecto y en mi reunión con el presidente Peña, así como con López Obrador, ambos me dejaron en claro que es una prioridad resolver los asuntos pendientes y lograr un acuerdo para dejar atrás ese tema.
“Si lo hacemos, no solamente acabamos con un tema molesto para la relación, sino que habremos fijado las condiciones para el crecimiento económico en ambos lados de la frontera”.

NI MURO NI INVITACIÓN
En “un diálogo franco y cordial”, el virtual presidente electo entregó a Pompeo una propuesta de bases de entendimiento, cuyos detalles se darán a conocer hasta que llegue al presidente Trump.
Marcelo Ebrard, próximo secretario de Relaciones Exteriores, dio a conocer en conferencia que el proyecto está basado en cuatro ejes: comercio, desarrollo, migración y seguridad.
Luego del encuentro de alto nivel con la delegación estadunidense, celebrado en la casa de transición, aseguró que Pompeo mostró interés en impulsar una relación cordial.
“Buscar que encontremos entendimiento en las principales materias de la relación bilateral, eso fue lo que señalaron; respetan el resultado de la elección, ven con buenos ojos que el próximo presidente de México tenga un respaldo como el que obtuvo, y están en disposición de analizar las propuestas que el presidente electo les entregó”, precisó.
Ebrard adelantó que las bases de entendimiento incluyen en el tema de comercio la renegociación del TLC, por lo que se acordó que, de reactivarse las discusiones, se integrará al equipo de transición.
“Evidentemente estaríamos, eso ya lo había hablado López Obrador con Peña Nieto, presidente de la República, cuando se hizo la primera reunión de la transición”, recordó.
En el rubro de desarrollo, el documento aborda cómo evitar la migración a causa de la pobreza y la inseguridad; propone incluir a los países centroamericanos “en un esfuerzo relevante del desarrollo”.
En el ámbito de la seguridad plantea impulsar un diálogo “muy fructífero”, ya que “México va a llevar a cabo cambios importantes”.
“Fue un diálogo, diría yo, bastante franco, respetuoso, cordial, creo que es una primera conversación exitosa; yo diría que podemos tener un optimismo razonable de que México va a encontrar bases de entendimiento para los próximos años tener una mejor relación con Estados Unidos”, finalizó.
En la tercera parada de la delegación estadunidense en su visita de ayer, a la casona de Chihuahua 216, en la colonia Roma, el convoy arribó con exactitud a las 13:20 horas. Ebrard recibió con un apretón de manos a Pompeo.
Al encuentro, que duró 50 minutos, asistieron Nielsen, Mnuchin y Kushner. De parte del equipo de López Obrador, los próximos titulares de Economía, Seguridad Pública, Gobernación, Hacienda, de la Oficina de Presidencia y quien será propuesta como embajadora en EU, Martha Bárcenas.
Al término de la reunión, Ebrard se trasladó al salón ubicado en la calle San Luis Potosí, donde informó que no se tocó el tema de la construcción del muro fronterizo ni se habló de la invitación al mandatario Donald Trump para asistir a la toma de posesión del tabasqueño.

Con información de: Omar Brito, Fanny Miranda y Abraham Reza

Milenio Diario