Peña: modelos fracasados solo dejaron deuda y crisis

24
El mandatario participó en la tercera Cumbre Empresarial junto con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, y el ministro chileno Alfredo Moreno

Redacción/México

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que crecer toma tiempo y cuesta mucho, por lo que México debe dejar atrás los “modelos fracasados del pasado” que solo llevaron a sobreendeudamientos y a crisis económicas recurrentes.
Durante su participación en la tercera Cumbre Empresarial, en Lima, Perú, consideró que retroceder es muy fácil cuando las políticas son equivocadas y se “dan pasos en reversa de manera bien acelerada”.
“Los modelos fracasados del pasado, que no solo los hubo en México, sino en varios países de la región latinoamericana, solo llevaron a sobreendeudamientos y a crisis económicas recurrentes”, indicó.
En el conversatorio con jefes de Estado como parte de la octava Cumbre de las Américas, Peña Nieto destacó que el país abandonó hace mucho años el modelo prevaleciente en los 70, de ser un estado intervencionista que se ponía el ropaje de empresario, y migró a uno que le ha dado mayores niveles de desarrollo y crecimiento.
“México está ante la oportunidad real de seguir avanzando al amparo de este modelo económico, dejamos de ser el modelo intervencionista, dejamos de ser el modelo altamente dependiente de los ingresos petroleros, casi 80 por ciento de nuestras exportaciones eran en petróleo y hoy solo representan 6 por ciento, hoy exportamos manufacturas complejas”, enfatizó.
El mandatario sostuvo que se debe mantener la ruta de respetar y apoyar la libertad humana y generar un andamiaje para que las oportunidades de cada empresario puedan detonarse y materializarse.
“México es un país con vocación de apertura al mundo, que cree en este modelo de desarrollo. No cree en el aislamiento, no cree en el proteccionismo. Por el contrario, creemos firmemente en la apertura y en la competencia con el mundo entero”, dijo.
En su primer día de actividades previo a la inauguración oficial de la cumbre, afirmó que el sector empresarial ha sido el actor protagónico en la generación de empleo e inversiones, que alimentan el desarrollo de la sociedad.
Agregó que a casi seis años de su mandato ha mantenido un diálogo fluido, constante y permanente con el sector empresarial, lo que ha trazado la ruta para impulsar la infraestructura y generar empleos.
En el panel, en el que también participó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el mandatario mexicano reconoció a los empresarios su participación en las renegociaciones de los tratados de Libre Comercio de América del Norte, de Cooperación Económica con la Unión Europea y el Transpacífico.
Solicitud
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, solicitó una reunión con el presidente Peña Nieto en el contexto de la octava Cumbre de las Américas.
Presidencia dio a conocer que recibió la propuesta de la oficina del estadunidense, con el objetivo de dialogar sobre el estado y perspectivas de la relación bilateral.
Por ello anunció que el encuentro se celebrará hoy por la mañana; Pence asiste a la cumbre en representación del mandatario estadunidense, Donald Trump.
“El gobierno de México reafirma la indeclinable voluntad del presidente Peña Nieto para lograr acuerdos benéficos para ambos países, siempre mediante el diálogo respetuoso y constructivo”, indicó en un comunicado.
Asiste la mayoría
Ayer por la noche se inauguró la octava Cumbre de las Américas en el Gran Teatro Nacional de Lima ante jefes de Estado y de gobierno de la mayoría de los 34 países convocados; destacaron las ausencias del estadunidense Donald Trump y del venezolano Nicolás Maduro.
Entre los asistentes se encuentran los presidentes de México, Enrique Peña Nieto; Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Juan Manuel Santos; Brasil, Michel Temer; Bolivia, Evo Morales, y del país anfitrión, Perú, Martín Vizcarra, entre otros.
Vizcarra señaló que durante la cumbre se adoptarán “compromisos concretos” para fortalecer la gobernabilidad democrática y combatir la corrupción, la cual “tiene enormes consecuencias” sobre el crecimiento y la calidad de vida de los pueblos.
Reconoció que los peruanos “comenzamos a recuperarnos de una crisis política”, en alusión a la reciente renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, tras ser acusado de corrupción, lo que desembocó en su juramento como nuevo mandatario.
“Hace tres semanas asumí en un contexto complejo que no es independiente de la temática que trataremos”, enfatizó el jefe de Estado peruano, quien también llamó a “atender la urgente demanda de transparencia”.
Consideró que la corrupción es “uno de los mayores obstáculos para el desarrollo” y citó cifras del Banco Mundial que advierten que 2 por ciento del producto interno bruto (PIB) global se pierde en pago de sobornos, lo que equivale a 10 veces lo que el mundo destina a asistencia al desarrollo.
Llamó a adoptar “decisiones firmes” al recordar que 186 millones de personas sobreviven con menos de cuatro dólares al día en la región, mientras que 61 millones no tienen herramientas para salir de la extrema pobreza.

Con información de: Daniel Venegas y Notimex

Milenio Diario