Obras faraónicas, no; pueblos mágicos, quizá

17
Miguel Torruco Marqués

Roberto Valadez/México

Consolidar los proyectos en marcha, revisar los diversos programas, entre ellos el de Pueblos Mágicos, y no edificar obras faraónicas son los lineamientos en materia turística del próximo gobierno federal.
En entrevista con MILENIO, el anunciado próximo titular de la Secretaría de Turismo, Miguel Torruco Marqués, informó que no se desechará lo realizado por la actual administración, como es el centro integralmente planeado de Playa Espíritu, en Sinaloa, o la Escalera Náutica, en la península de Baja California, obras que no han sido cristalizadas, sino que se buscará continuar con ellas y consolidarlas.
En 2011 fue presentado el proyecto de Playa Espíritu, que en un principio se esperaba tuviera 40 mil habitaciones, el doble de Cancún, pero la obra no ha fructificado y solo se ha construido un hotel.
“No habrá obras faraónicas que queden inconclusas”, y se buscará que los proyectos beneficien tanto a los viajeros como a la población de los diversos destinos, agregó.
Sobre el programa Pueblos Mágicos, explicó, se realizará una revisión exhaustiva de sus reglamentos, objetivos y destinos, ya que en la anterior administración hubo aspectos poco claros.
“Hay que recordar que en los últimos seis meses del sexenio anterior se empezaron a dar nombramientos de Pueblos Mágicos como obsequios. Tenemos que ser realistas”, una población que entra dentro del programa debe tener ciertas características y compromisos, señaló.
Torruco hizo referencia al hecho de que en los dos últimos años del gobierno de Felipe Calderón, cuando la secretaria de Turismo era Gloria Guevara Manzo, el número de Pueblos Mágicos pasó de 36 a 83.
Para que una población entre a ese programa debe tener determinadas características y compromisos con la Federación, el estado y el municipio, además de una relación con el sector privado, para que pueda tener un desarrollo adecuado, señaló.
Un ejemplo de esa situación es San Cristóbal de las Casas, donde al principio tuvo un gran auge, pero después ya no se cumplieron los objetivos, porque transcurrieron cuatro años en que no ha recibido un solo centavo para la siguiente etapa.
Ante la situación de ese programa se debe tener una reunión para revisarlo, con el fin de definir cómo funcionará y contabilizar el presupuesto para ello.
El próximo titular de Turismo informó que se tendrá una política de reconciliación social, para que se beneficie a la población local, “ya no pueden existir paraísos turísticos conviviendo con infiernos de marginación”.
Respecto a los contratos con la carrera de autos Fórmula 1 y el Cirque du Soleil, Torruco comentó que esperarán a tener toda la información sobre ellos, para tomar una decisión al respecto junto con el nuevo Presidente.
Asimismo, indicó que se respetará la autonomía del Consejo de Promoción Turística de México y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo.

Milenio Diario