“No somos abusivos, represores ni traidores”: Sedena y Marina

20
El Presidente encabezó la Entrega de Menciones Honoríficas en las instalaciones de la Armada

Ignacio Alzaga y Daniel Venegas/México

Los integrantes de las fuerzas armadas no son criminales, represores ni abusivos, aseveraron los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y de la Marina-Armada, Vidal Francisco Soberón.
Ante el presidente Enrique Peña Nieto, Cienfuegos manifestó que militares y marinos nunca serán desleales, traidores, mediocres ni mentirosos, sino mexicanos que buscan el bienestar de la población por lo que seguirán apoyando en labores de combate al crimen, aun a costa de sus propias vidas.
En la Entrega de Menciones Honoríficas a las Unidades del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, dijo que en las fuerzas armadas no hay cabida para quien se guía en otro sentido que no sea el de la lealtad.
El general manifestó que los militares son ciudadanos de gran valía reconocidos por la sociedad y en el extranjero, a pesar de los riesgos que corren cotidianamente.
“Hay quienes quisieran distanciarnos del pueblo, imposible, somos uno y lo mismo; que somos el pueblo en uniforme militar; nunca criminales ni represores, nunca cobardes ni abusivos, nunca mediocres ni mentirosos, nunca desleales ni traidores”, puntualizó.
Cienfuegos indicó que ante los retos que enfrenta México, las fuerzas armadas se constituyen en factor determinante para fortalecer la seguridad y para contribuir al desarrollo nacional.
“La directiva del Presidente fue clara y precisa: sumar esfuerzos con las autoridades de los tres órdenes de gobierno para enfrentar a quienes atentan contra la certidumbre, la salud y el patrimonio de los mexicanos”, dijo.
El secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón, destacó que “los soldados, pilotos y marinos no somos criminales, ni represores, nunca cobardes, ni abusivos, como bien lo ha dicho el general Cienfuegos”.
Aseguró que hoy más que nunca en el Ejército, Fuerza Aérea y la Armada está claro que “no podemos ni debemos fallarle a México” en materia de seguridad.
“En los últimos años hemos tenido que apoyar a los diversos cuerpos de policía, a fin de fortalecer su actuación a favor de la seguridad ciudad”, destacó.
Sostuvo que militares y marinos seguirán contribuyendo desde su ámbito de competencia para garantizar la seguridad: “Lo hacemos al salvaguardar el espacio terrestre, aéreo y marítimo. También, al custodiar las zonas e instalaciones estratégicas, al auxiliar a la población en casos de desastre, o bien, asesorando militarmente la construcción de toda clase de vías de comunicación.
“Sabemos que ésta no es nuestra principal misión, pero responder al llamado de nuestro pueblo y atender su seguridad es uno de los más grandes privilegios que tenemos los militares”, aseguró.
“Uso legítimo de la fuerza”
El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que es “ingenuo y negligente” pensar que puede detenerse a los delincuentes solo con “buenos deseos”.
Señaló que hay “quienes afirman que la violencia no se combate con violencia. Es claro que confunden violencia con el uso legítimo de la fuerza para defender a una población inerme ante un agresor que no entiende razones y menos de leyes. Sería ingenuo y negligente creer que con buenos deseos se puede detener a los criminales”.
Sostuvo que la inseguridad que se vive en diversas zonas “ha puesto en evidencia la debilidad institucional de sus policías”, por ello el gobierno respondió sin titubeos a ese llamado, por lo cual “mantendrá la presencia de las fuerzas armadas en donde sea y por el tiempo necesario”.
Destacó que con el apoyo de las fuerzas armadas y la Policía Federal, en coordinación con los diferentes órdenes de gobierno, se ha logrado capturar o abatir a 109 de los 122 objetivos prioritarios de la delincuencia organizada.
“Que quede claro: las organizaciones criminales que más daño le han causado a la nación están siendo desarticuladas y sus integrantes llevados ante la justicia”, destacó.
Además, los 280 mil integrantes del personal naval y militar han sido capacitados en derechos humanos, y destinado casi 33 mil millones de pesos en la modernización de infraestructura y casi 76 mil millones en equipamiento.
Aseguró que hasta el último día de su gestión “seguiremos actuando con firmeza. No cederemos ante la amenaza de quienes lastiman a la sociedad. No bajaremos la guardia frente a quienes atentan contra la seguridad de las familias”.

Milenio Diario