La mayor inflación en 17 años; 6.77% en 2017

49

Frida Lara, Silvia Rodríguez y Luis Moreno/México

Al cierre de 2017, la inflación anual se disparó a 6.77 por ciento, siendo la mayor en 17 años desde diciembre de 2000, cuando el indicador alcanzó 8.96 por ciento; el Banco de México (Banxico) había previsto que la inflación general anual al cierre de 2017 se ubicaría en 6.63 por ciento, dado que las cifras publicadas por el Inegi están por arriba de las previsiones.
Los grupos financieros Citibanamex, Banorte Ixe, Invex y J.P. Morgan esperan que Banxico incremente la tasa de fondeo a un día en la próxima reunión de febrero en 25 puntos porcentuales, para ubicarse en 7.50 por ciento.
En lo que respecta al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), éste presentó un incremento de 0.59 por ciento mensual en la segunda quincena de diciembre, según cifras publicadas por el Inegi.
La Secretaría de Hacienda informó que realizó una operación de financiamiento en los mercados internacionales por un monto de mil 500 millones de euros, unos mil 800 millones de dólares. Con ésta y la del pasado 3 de enero por 3 mil 200 millones de dólares, se cubren las necesidades de financiamiento para el resto de la administración.
En un comunicado, la dependencia indicó que el nuevo bono de referencia en euros a diez años con vencimiento en abril de 2028 otorgará una tasa de rendimiento al vencimiento de 1.77 por ciento y pagará un cupón de 1.75 por ciento, tasas que representan mínimos históricos para el gobierno federal para este plazo.
Por lo que respecta a la inflación, el producto con mayores incidencias fue el jitomate, con una variación mensual de 42.91 por ciento; le sigue la calabacita (26.81 por ciento). En otro sector, el transporte aéreo (22.69 por ciento). En contraste, entre los productos a la baja se encuentra la cebolla, el chile serrano y el pepino.
En lo que atañe al índice de precios subyacentes —que engloba mercancías y servicios—, éste registró una variación mensual de 0.42 por ciento y una anual de 4.87. Dentro de este rubro, el precio de las mercancías subió 0.32 por ciento mensual —presionadas por la reciente depreciación adicional del peso—, mientras que los servicios registraron un alza de 0.50 en el mismo periodo. Banorte Ixe sostuvo que el ascenso fue debido a la concurrencia en el transporte aéreo y servicios turísticos por el periodo vacacional.
En el índice de los no subyacentes —sectores agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno— se registró un alza de 1.09 por ciento mensual y una anual de 12.62 por ciento. Dentro de esta categoría, el sector agropecuario tuvo un incremento mensual de 1.81 por ciento y el de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno presentaron, para el mismo periodo, un alza de 0.65 por ciento. Citibanamex sostuvo que uno de los principales factores que impulsaron el repunte de la inflación anual en 2017 fue el aumento de los precios del gas LP de 14.7 por ciento en los últimos cuatro meses del año.
Citibanamex reiteró su pronóstico de 4.1 por ciento para la inflación general anual en 2018.
Banorte Ixe anticipó que para este año la inflación retomará una tendencia a la baja tan pronto como la primera quincena de enero (derivado del incremento en los precios de los energéticos en 2017), para finalmente cerrar el año en 4.3 por ciento.

CUESTA TRIMESTRAL: BofAML
Bank of America Merrill Lynch (BofAML) considera que al estar tan alta la inflación, no solo habrá una cuesta de enero, sino de los meses siguientes, pues se suma un escenario de desaceleración económica en México para 2018.
“Creemos que va a ser cuesta de enero y de febrero y de marzo, va a ser una cuesta importante porque el consumo se va a ir desacelerando”, indicó en conferencia con medios el economista en jefe de BofAML, Carlos Capistrán.
La financiera estima que la inflación estará la mayor parte de 2018 por arriba de 4 por ciento y hacia final de año llegará a 3.6 por ciento, mientras que para el PIB calcula que aumentará 1.6 por ciento en 2018, por debajo de 2.1 de 2017 y de 2.2 a 2.5 por ciento que prevé el consenso del mercado.
Para el TLC, Capistrán considera un escenario central en el que al concluir la cuarta ronda, se anunciarán nuevas etapas de negociación, lo que seguirá generando incertidumbre y afectando la inversión privada.
Con respecto a la reforma fiscal, señalo que México no necesariamente tiene que responder y este año sería muy difícil hacerlo al ser un periodo electoral; no obstante, en 2019 puede haber mayor espacio.

IMPACTO DE 2017: GUAJARDO
El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, reconoció que durante el año pasado hubo movimientos de precio que impactaron en la alta inflación con la que concluyó el año, ante lo cual confía en que a partir de este mes de iniciará una tendencia descendente en el indicador.
Después de participar en el Foro de Competencia y Regulación, organizado en conjunto con la OCDE, indicó que hay una etapa de estacionalidad como cada que concluye o empieza un año, así como decisiones de estrategias de los empresarios que inciden en el índice.
Agregó que aunque hay productos como el huevo, que subieron, también hay algunos artículos de la canasta básica como la tortilla y la leche que no han mostrado variaciones importantes en el indicador de la inflación.
Al respecto de la octava ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México que se lleva a cabo esta semana, dijo que estará trabajando en el tema de indicaciones geográficas, que son asuntos sobre reconocimiento de origen de los productos europeos en México.
El Banco Mundial estima que el crecimiento de México será mayor en 2018 que en 2017, revisó a la baja sus perspectivas para este año, de 2.2 a 2.1 por ciento, mientras que para 2019 sus previsiones apuntan a 2.6 por ciento.

Milenio Diario