Kuczynski desata crisis política por indultar a Alberto Fujimori

17

Agencias/Lima

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, que acaba de evitar su destitución, vive una nueva crisis ante la renuncia de congresistas afines y protestas tras el indulto otorgado el domingo al ex mandatario y dictador Alberto Fujimori, que cumplía una pena de 25 años por delitos contra la humanidad.
Kuczynski indultó a Fujimori con base en un informe de una junta médica. “El señor Fujimori, de 79 años, padece una enfermedad progresiva, degenerativa e incurable. Las condiciones carcelarias significan un grave riesgo a su vida”. Desde el sábado, Fujimori estaba hospitalizado por una hipotensión y arritmia cardiaca.
Amnistía Internacional (AI) dijo a través de un comunicado que el indulto a Fujimori es un “duro golpe” a la lucha contra la impunidad . Crea “un escenario dudoso sobre la transparencia y el respeto al debido proceso”.
Las reacciones al indulto y gracia presidencial a Fujimori mostraron un Perú dividido entre los simpatizantes del fujimorismo —mayor fuerza política del país— y la indignación de sus detractores, desde cuyas filas se planea incluso impugnar la medida ante tribunales internacionales.
Hace tres días, Kuczynski logró evitar ser destituido por el Congreso, que lo acusa de mentir por no revelar sus presuntas asesorías a la constructora brasileña Odebrecht, involucrada en un escándalo masivo de corrupción dentro y fuerza de su país.
El fracaso de la moción contra Kuczynski el jueves mostró los desencuentros entre los hermanos Keiko y Kenji Fujimori, hijos del reo, y abrió la puerta para la liberación de su padre.
Kenji Fujimori desobedeció la orden del partido que lidera su hermana y no votó por la destitución, sino que se abstuvo. Lo apoyaron otros nueve legisladores de Fuerza Popular, lo que hizo fracasar la moción que impulsaba Keiko, cuyo partido controla el Congreso. La minoritaria bancada parlamentaria de Kuczynski, 17 sobre un total de 130, conoció ya dos renuncias el domingo. Decenas de manifestantes fujimoristas se aglomeraron ayer frente a la clínica de Fujimori, mientras que colectivos antifujimoristas convocaron a iniciar protestas pacíficas en Lima.

Milenio Diario