Ingresa Pemex a la guerra de publicidad con nuevo aditivo

80
Algunos consumidores dicen elegir por cercanía y porque les rinde más el combustible

Yeshua Ordaz/México

Con la apertura del mercado de la gasolina y el diésel han llegado más de 30 marcas de combustibles al país, entre las que destacan las grandes firmas petroleras internacionales, que buscan atraer a la clientela con una oferta de aditivos que prometen potenciar el combustible que se consume.
Petróleos Mexicanos observó que es importante competir en ese mercado, con un diferenciador en su aditivo que desde hace mucho años, por norma, ya integra a sus gasolinas, pero no promocionaba al tener el monopolio; por lo que, ante la nueva competencia, para el segundo semestre del año esperan lanzar un aditivo de nueva generación con una propuesta mercadológica.
En entrevista con MILENIO, la gerente de mercadotecnia y desarrollo comercial de Pemex Transformación Industrial, Cecilia Díaz, señaló que no habían identificado eso como un diferenciador que pudiera apalancar sus combustibles, por lo que el aditivo que llevan ahora sus gasolinas no tiene desarrollada una marca comercial como se puede ver ahora con la competencia.
“Planeamos un nuevo aditivo, con tecnología mexicana, desarrollado por científicos del país y aprobado para las gasolinas importadas y nacionales, por lo cual estamos a punto de tener una nueva generación de ese producto que aprovecharemos para desarrollar con una marca comercial”, explicó.
Mucha gente no sabe que los combustibles tienen un aditivo, establecido en la Norma 016 de la Comisión Reguladora de Energía, y además aunque ya hay nuevas marcas de gasolineras, es el mismo combustible de Pemex aditivado con las fórmulas desarrolladas por cada empresa.
Solo dos marcas venden combustible que no es de Pemex: Tesoro, en el norte del país, bajo el nombre de Arco, que lo importa de Estados Unidos, y ExxonMobil, que tiene estaciones de servicio en el Bajío y trae gasolina por ferrocarril desde Texas.
Laura Guadarrama, clienta de una gasolinera de marca internacional, mencionó a MILENIO que ella acude a esa estación de servicio porque confía en que ahí sí le despachan bien la gasolina y le dan los litros completos, además de que el combustible es mejor y siente que le rinde más.
El taxista David Sandoval explicó que él carga en una gasolinera de Pemex porque es la más cercana a su domicilio, y aunque ha visto que otras tienen muchos clientes, el combustible es más caro y la diferencia puede llegar a ser considerable por cada litro.
“En un principio veía una gasolinera que no era de Pemex que siempre estaba llena, incluso ahí cargaban patrullas y camiones de basura; pero comenzó a subir mucho el precio y ahora está vacía. La (gasolina) de Pemex sigue estando más barata; creo que al principio fue la novedad”.
El técnico especialista y estratega de marca de productos Pemex, Ricardo Sánchez, mencionó que ahora el aditivo es una parte de la diferenciación en el mercado mexicano, pero a escala internacional lo es desde hace mucho tiempo; también sus aditivos en la gasolina mejoran el funcionamiento de los motores de combustión interna, con ingredientes anticorrosivos y antioxidantes.
En el caso de Pemex, con el aditivo, “te puedo comentar que tenemos un exclusivo sistema de limpieza activa a fondo, que no deja suciedad por la combustión y siempre limpia los inyectores del motor, lo que ayuda a reducir las emisiones contaminantes, a una mayor potencia y una aceleración óptima”, explicó.
Sánchez aseguró que el aditivo de Pemex es un gran producto, a la altura de los de otras petroleras; además, estos no se quedan estancados, ya que siempre hay investigación conforme avanza la tecnología de los motores.
“El ciclo de vida es de siete años, por lo que siempre hacemos investigación para tener lo último en ese tipo de productos. Como empresa mexicana, tenemos que seguir ese ejemplo, por lo que nuestro aditivo ha sido desarrollado por mexicanos”.
Las promesas
Algunas marcas prometen un rendimiento con el aditivo hasta de 40 por ciento, pero Cecilia Díaz explicó que técnicamente no puede ser mayor a 7 por ciento, por lo que existen algunas inconsistencias entre las ofertas, pero cada marca tiene su propuesta mercadológica y se enfoca en la realidad del combustible de Pemex.
“Definitivamente, el mercado se ha enfocado en esas ofertas y no queríamos hablar del nuestro porque estamos en espera de desarrollar una marca; sin embargo, ante el beneficio que han logrado otras marcas, hemos abordado de manera más mercadológica con nuestros clientes esas características”.
Respecto de si puede haber un efecto adverso en los motores por el doble aditivo, Díaz explicó que cada marca tiene su fórmula y tendrá que verificar si es compatibles con el producto que ya trae la gasolina.
Sobre la cantidad de aditivo por cada litro de combustible y si lo cumplen las marcas, dijo que depende de cada una, pero de acuerdo con la norma de la CRE, lo mínimo que se debe agregar es 165 partes por millón.
Destacó que aunque la gasolina en la mayoría de estaciones de servicio es la que vende Pemex y los aditivos quizá no cumplan con lo que prometen, la empresa productiva del Estados sabe que cuando a un cliente le pones en la mesa los productos de otras marcas, éste los prefiere.
Pemex prevé realizar pruebas con grupos de consumidores con las propuestas de nombre y oferta de valor para el lanzamiento de su aditivo; sin embargo, Cecilia Díaz explicó que aunque existe interés, la gente no está dispuesta a pagar más, pero sin duda es atractivo.

Milenio Diario