Febrero, con el mayor superávit en 50 meses

14

Silvia Rodríguez/México

En febrero pasado la balanza comercial registró un superávit de mil 62 millones de dólares, el más alto desde diciembre de 2013, y contrario al déficit de 4 mil 408 millones registrado en enero.
De acuerdo con las cifras publicadas por el Inegi, el cambio en el saldo comercial entre enero y febrero fue resultado de un incremento en el saldo de la balanza de productos no petroleros, que pasó de un déficit de 2 mil 861 millones de dólares en enero a un superávit de 2 mil 410 millones en febrero.
Favoreció que se presentó una reducción en el déficit de la balanza de productos petroleros, que pasó de mil 548 a mil 348 millones de dólares en el mismo lapso.
El área de análisis de Grupo Financiero Monex destacó el superávit comercial registrado en febrero, pues resultó muy superior al de 375 mil 500 millones de dólares estimado por el consenso de los especialistas; además, resaltó el desempeño de las exportaciones, que mantienen un crecimiento sólido.
El Inegi informó que las exportaciones sumaron 35 mil 210 millones de dólares, lo que implicó un crecimiento anual de 12.3 por ciento, gracias a incrementos de 10.8 por ciento en las ventas al exterior no petroleras y de 36.6 por ciento en las petroleras. Al interior de las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos se elevaron 8.2 por ciento a tasa anual, en tanto que las canalizadas al resto del mundo lo hicieron en 23.1 por ciento.
El valor de las importaciones alcanzó 34 mil 148 millones de dólares, monto que implicó un avance anual de 11.7 por ciento. Dicha cifra se originó por crecimientos de 9.7 por ciento en las importaciones no petroleras y de 28.9 por ciento en las petroleras, estas últimas favorecidas por una recuperación en el precio de los energéticos.
Al considerar las importaciones por tipo de bien, se observaron aumentos anuales de 12.1 por ciento en las importaciones de bienes de consumo, de 10.6 por ciento en las de bienes de uso intermedio y de 20.1 por ciento en las de bienes de capital.
Expertos de Grupo Financiero Banorte señalaron que los prospectos de crecimiento de la economía en Estados Unidos sugieren que el dinamismo observado hasta ahora en las exportaciones de bienes manufactureros seguirá en los próximos meses, apoyados además por una divisa relativamente débil ante la volatilidad que esperan en los próximos meses.
Ello, resultado de las elecciones que se realizarán en julio, así como de la incertidumbre en torno a la negociación del TLC que, reconocen, se ha reducido drásticamente en las últimas semanas. Por el lado de las importaciones, abundó Banorte, la incertidumbre mencionada se traducirá probablemente en mayor cautela para la inversión, mientras que distintos indicadores sugieren que la demanda interna se está desacelerando.

Milenio Diario