Exigen cuentas a Pemex por donaciones huachicoleadas

49
La Comisión de Presupuesto de San Lázaro asegura que la cesión de combustible se convirtió en “un negocio”; el senador Monreal pide al fiscal Gertz investigar “de manera rápida” el caso

La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados pedirá a Pemex un informe sobre el destino de las donaciones de combustible y asfalto a estados, municipios e incluso organizaciones sociales durante la pasada administración, pues dicha práctica se desarrolló sin control alguno y terminó por convertirse en un negocio.
“En realidad nunca se supo bien a bien cuáles eran los criterios (para hacer las donaciones); había funcionarios, incluso familiares de funcionarios, que estaban como intermediarios de ayuntamientos y eran gestores, y lo que debían ser donativos, pues se convertía en un negocio”, puntualizó Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la comisión legislativa.
MILENIO reveló que al menos nueve estaciones de servicio de Hidrosina y Tecpex comercializaron en 2015 gasolina que Pemex había donado a dependencias como la Secretaría de la Defensa Nacional, así como a gobiernos locales.
Al respecto, Ramírez Cuéllar subrayó la necesidad de una explicación de la petrolera. “Pues sí, tiene que entregar un informe de qué es lo que se hizo, porque este era un escándalo desde hace mucho; los propios presidentes municipales comentaban las cantidades que deberían de otorgar por la entrega de  combustibles, chapopote o aceite o material para la pavimentación de carreteras”.
El diputado federal de Morena recordó que Pemex contaba con una dirección encargada de gestionar apoyo de combustibles y chapopote para estados, municipios y asociaciones sociales, pero sin transparentar los criterios ni la entrega correspondiente.
“Tradicionalmente funcionaba una dirección que tenía que ver, supuestamente, con apoyos sociales, tanto para asociaciones civiles como ayuntamientos, pero era, la verdad, algo totalmente discrecional, sin control, no solamente la entrega de combustibles, sino también de material para la pavimentación de calles o carreteras”, señaló.
Por ello, y sin descartar una auditoría del órgano superior de fiscalización para esclarecer el caso, Ramírez Cuéllar insistió en la necesidad de solicitar información a Pemex y conocer con certeza el destino de las donaciones.
Paralelamente, tanto la petrolera como la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda han presentado denuncias penales por la venta de combustibles robados en diversas estaciones de servicio.
Sobre el mismo tema, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, señaló que la Fiscalía General de la República debe investigar de manera “rápida” el huachicoleo de Hidrosina y Tecpex, y adelantó que este tema se tocará con el titular de la dependencia, Alejandro Gertz Manero, durante su sesión plenaria de este miércoles.
En entrevista, el también coordinador de Morena en la Cámara Alta calificó de “muy grave” que al menos nueve estaciones de servicio de Hidrosina y Tecpex comercializaron gasolina que Pemex había donado a dependencias como la Sedena, como lo reveló MILENIO.
“Muy grave, me parece que cada vez se advierten más ilícitos en la lucha contra la corrupción y el huachicoleo; es muy grave, por lo que la fiscalía general de la nación debe investigar de manera rápida. Mañana estará aquí el fiscal y es uno de los temas que vamos a tratar con él en la plenaria….”, expresó Monreal.

Pide aval a prisión oficiosa
El Senado mandó a la Cámara de Diputados un oficio donde pide aprobar las reformas al artículo 19 sin cambios y en las que se prevé la prisión oficiosa para 12 nuevas figuras, como el huachicoleo, al advertir Monreal que esta lucha debe alcanzar a los delincuentes de cuello blanco y empresarios que recurren al software para robarse el combustible.
En ese sentido, subrayó que la reforma no va solo contra quienes pinchan los ductos, sino que deben dársele herramientas a las autoridades fiscales para perseguir y sancionar a quienes de manera digital le roban a la nación.
Dijo que con el apoyo de todas las bancadas, el Senado pidió a los diputados que aprueben ya esa reforma: “Hay que ir a fondo, nosotros respaldamos esta lucha del Presidente: ni un paso atrás para que nos sacudamos de esta república huachicolera”.
Respecto al software Rastrillo que utilizan empresarios gasolineros para burlar la fiscalización y entregar reportes alterados al SAT sobre sus compras y ventas, Monreal dijo que el combate al huachicoleo en esta administración destapó una cloaca con muchas aristas y es profunda.
Por ello, expresó, urge que los diputados aprueben la reforma al artículo 19 en sus términos, para que se vaya a los estados y se pueda aplicar la prisión oficiosa a quienes incurren en esa práctica.
“Es enorme la cantidad de intereses detrás, los delincuentes que involucra esta lucha. En muchos años no se hizo nada”, señaló Monreal.

ASF: estados también desviaron donativos
Los desvíos de donativos de Petróleos Mexicanos (Pemex) a estados y dependencias se multiplican: en 2015 se desviaron 13 millones 389 mil litros de gasolina y diésel que habían sido obsequiados a los gobiernos de Veracruz, Oaxaca y Tamaulipas, de acuerdo con una investigación de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
En aquel año, Pemex donó 15 millones 700 mil litros de combustible al gobierno de Veracruz, encabezado en ese entonces por Javier Duarte, actualmente preso por corrupción. Sin embargo, solo 4 millones 289 mil litros —27% de la donación y con valor de 50 millones 144 mil pesos— fueron retirados de las terminales almacenadoras de Pemex Transformación Industrial, según corroboró la ASF.
El gobierno de Duarte no pudo comprobar el uso del combustible que recibió en donación, por lo que el órgano fiscalizador determinó un posible daño al erario de más de 50 millones de pesos.
De acuerdo con Pemex, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) es la instancia responsable de la acreditación de la entrega de los combustibles al donatario, y para evitar robos o comercialización ilegal, establece diversos mecanismos, como la relación de estaciones de servicio facultadas para la entrega de la gasolina o el diésel, la evolución volumétrica de los retiros realizados en las terminales de distribución y el volumen en resguardo de las gasolineras.
En el caso de Veracruz, el gobierno de Duarte no comprobó con la documentación respectiva de tickets o vales el suministro a vehículos oficiales de los 4 millones 289 mil litros de combustible. Para verificar el destino de lo donado, los auditores analizaron los reportes entregados por el gobierno de Duarte y descubrieron más inconsistencias.
En el contrato GRDS/DE/003/2015, el gobierno de Veracruz obtuvo una donación de 3 millones 293 mil litros de gasolina que —según sus reportes— sirvieron para mover 135 vehículos oficiales durante 242 días.
En promedio, cada vehículo supuestamente recibió 100 litros diarios. Sin embargo, los auditores hicieron un comparativo con la capacidad de las unidades y determinó que a cada una le caben solo 80 litros en promedio o
menos.
Las incongruencias respecto al suministro reportado fueron más graves en el contrato GRDS/DE/041/2015. En este caso, el gobierno veracruzano reportó haber recibido 611 mil 605 litros de gasolina Magna para abastecer a 65 vehículos oficiales en solo 62 días. Cada unidad habría recibido en promedio 151.75 litros diarios, el doble de su capacidad máxima.
La ASF detectó desvíos similares de combustible donado en 2015 a los gobiernos de Tamaulipas y Oaxaca, encabezados en ese entonces por Egidio Torre Cantú y Gabino Cué, respectivamente.
En Tamaulipas, el suministro de 8 millones de litros de gasolina Magna donada no fue comprobado mediante tickets, vales o algún otro documento expedido por las estaciones de servicio; en Oaxaca fueron 1 millón 100 mil litros de combustible donado los que presuntamente se desviaron.